Se curó de leucemia, superó el coronavirus y ahora necesita ayuda por una complicación con el trasplante

El cuerpo de esta guerrera de 14 años rechaza el trasplante de médula y le causa severos problemas en su salud. 


Nahiara tiene 14 años y sin dudas de que demuestra día a día sus ganas de vivir. Fue diagnosticada de leucemia, y debido a eso tuvo que recibir un trasplante de médula ósea el año pasado. Afortunadamente todo venía bien hasta que su propio cuerpo comenzó a rechazarla, causándole problemas en la piel.

Ramón Parra, su papá reveló a TN: “Su fisonomía es la de una nena de 11 años, es chiquitita. No se desarrolló todavía porque todo este proceso de su enfermedad lo atrasó”. Y a su vez destacó las ganas de vivir de la pequeña quien a pesar de todos los inconvenientes no se rinde.

Realizó quimioterapia, en septiembre de 2019, y el trasplante lo recibió de su hermana. Y en ese mismo mes, su cuerpo la comenzó a rechazar la médula, destacaron especialistas que se trata de algo frecuente de los trasplantes con células. Luego le realizaron otros estudios y afortunadamente salieron bien. Se volvió a su casa, en la provincia de Corrientes, y lastimosamente se reactivó la enfermedad.

El brote de la pequeña comenzó cuando comenzó el aislamiento social preventivo y obligatorio por el coronavirus. Su papá reveló: “No sabíamos cómo trasladarnos y se brotó mucho” hasta lograron venir a Buenos Aires, pero ya de emergencia. La situación de Nahiara era más complicada.  Toda la familia de la pequeña, incluido sus hermanos y sus padres están desde el 27 de abril en un hotel en Parque Patricios. La joven se atiende en el Hospital Garrahan en donde le están realizando tratamiento con rayos UV.

Se curó de leucemia, superó el coronavirus y ahora necesita ayuda por una complicación con el trasplante
Se curó de leucemia, superó el coronavirus y ahora necesita ayuda por una complicación con el trasplante

Pero no es sólo eso sino que también necesita una gran cantidad de cremas hidratantes las cuales deben poseer vitaminas A y D. Estas según indicó su papá las tendrá que usar toda su vida.”Estamos a la deriva acá en Buenos Aires y tenemos para rato“, destacó su papá. Necesitan mínimo, según indicaron los médicos, tres meses de tratamiento. El fin del tratamiento de EICH es que el cuerpo de Nahiara acepte el trasplante.

Debido al estar acompañando a su hija y en este contexto, Ramón pide una ayuda económica con el fin de “poder subsistir todo este tiempo, para comprar carne, verduras, cremas”.  Debido a los constantes traslados diarios, la familia entera se contagió de COVID-19. Reveló que el único síntoma que tuvieron fue la pérdida de olfato y gusto por dos o tres días.

“Económicamente. no tenemos recursos ni efectivo para subsistir. Abrimos una cuenta CBU y todo, pero es poca la respuesta que tenemos” insistió el padre. Afortunadamente, pudieron recibir algunas cremas y distintos productos que la gente dona al hotel, debido a que saben que ahí hay hospedados chicos trasplantados y operados.

Para ayudar a Nahiara: comunicarse con su papá, Ramón al: 11-6799-6421

Fuente. La 100

¿Qué opinas de esta nota?