El único prófugo por el robo al jubilado, salió de prisión por el Covid-19

Mientras las pericias y un testigo complican la situación penal del jubilado Jorge Ríos (70), acusado de homicidio por matar a Franco «Piolo» Moreyra (26), ya detuvieron a tres integrantes de la banda que entró robar a su casa tres veces la misma madrugada. Son jóvenes que viven en villa La Vera, un asentamiento de Quilmes, y que pertenecen a una banda con vínculos con la barra brava del Cervecero.

Primero detuvieron a Christian Chara (23) y después se entregó Martín Salto (27). Ninguno de los dos tiene ingresos a penales bonaerenses. Y Salto no registra antecedentes en la provincia de Buenos Aires. En la madrugada del jueves encontraron a David Ezequiel Córdoba (25) en la zona de Lavalleja, en Villa La Vera, y se convirtió en el tercer detenido por el hecho.

Pero según quedó registrado en las cámaras de vigilancia que captaron el robo a la casa de Ríos, fueron cinco personas las que participaron. Todo ocurrió el viernes pasado, alrededor de las 5, cuando entraron a la vivienda del herrero, lo golpearon y lo amenazaron después de haber ingresado -según su denuncia- otras dos veces al patio para llevarse herramientas y una cortadora de césped.

Para los investigadores, los tres detenidos y «Piolo» Moreyra (26), que murió de dos balazos cuando Jorge Ríos le disparó con una Bersa Thunder 9 milímetros, entraron a la casa del jubilado para robarle. Pero todavía queda un prófugo que, por estas horas, la Policía busca
intensamente. Se trata de Claudio Nicolás Dahmer (27), otro de los integrantes de la banda y señalado como uno de los líderes.

El Tribunal en lo Criminal N° 5 lo condenó 31 de agosto de 2018 a cuatro años de prisión por el delito de «robo simple, robo agravado por ser cometido en lugar poblado y en banda, y asociación ilícita». La pena se cumplía el 31 de julio de 2021.

Estuvo en la Unidad N° 42 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) hasta el 27 de abril. Volvió al barrio después de que solicitara la libertad asistida y le fuera concedida por el Juzgado de Ejecución Penal N° 2 de Quilmes.

Si bien Dahmer, según lo establece la ley de Ejecución Penal, estaba en condiciones de solicitar la libertad asistida, fue en el marco de las medidas decretadas para la prevenir la propagación del coronavirus en las cárceles que finalmente le concedieron el beneficio. No es la primera vez que «Peque» está involucrado en una investigación policial, claro. Como publicó Clarín este miércoles, la banda de La Vera, como se conoce a estos segundas y terceras línea de la barra de Quilmes.

Adrián tenía 16 años cuando, a la salida del boliche «Space», unas diez personas lo golpearon brutalmente. Querían robarle las zapatillas y el celular y recibió tantas patadas que pasó 13 días en coma y tuvieron que operarlo tres veces. No pudo recuperarse de la golpiza y murió. El homicidio ocurrió en junio de 2014 y tardó cuatro años en llegar a juicio la acusación contra Fernando «Pichichu» Amaro, por este y otros hechos. Pero nunca lograron imputar al resto de los responsables.

Los hermanos Dahmer son conocidos como «Los Peque» y un testigo
los ubicó entre la patota que mató a Adrián Novillo. Reconoció a Nicolás en ese hecho y también a su hermano Gastón, porque eran «petisos y gorditos» y paraban en la esquina de su casa. Cntra Dahmer hubo una orden de detención durante la investigación del crimen de Adrián, pero nunca lo encontraron porque -según Romina Báez, la abogada de la familia Novillo y tía de Adrián- se había escapado a Santa Fe.

El jubilado Jorge Ríos (70) fue golpeado por los ladrones y quedó detenido por matar a uno de ellos, en Quilmes.

Fue tanta la falta de intención de investigar el crimen de Adrián que esa orden de captura cayó y, cuando lo detuvieron por robo, no fue notificada la fiscalía que intervino en la causa Novillo.

Karina Báez, la mamá de Adrián, publicó en el grupo de Facebook que creó para pedir Justicia por Adrián Novillo: «Otra vez con todas nuestras energías y el dolor a flor de piel, pidiendo que paguen por lo que te hicieron, aparece el nombre de Nicolás Dahmer sin rostro en el noticiero y medios periodísticos preguntando si son ellos, si alguno de los que en esta oportunidad atacaron al jubilado son los mismos que te atacaron aquella noche, hace 6 años en las calles de Quilmes….».

La mujer siguió relatando lo que había ocurrido con su hijos e insistió: » Y sí, es Claudio Nicolás Dahmer uno de los entre 8 y 12 que vieron con sus ojos el horror que padeciste aquella nefasta noche. Fue él uno de los tantos que te patearon en el piso, luego de darte una patada por la espalda mientras caminabas para que tu carita pegue en la calle».

«Todavía recuerdo tu pera raspada, tu buzo totalmente bañado en sangre, te corría por la cabeza porque hasta se dieron el lujo de pegarte con mancuernas, patearte hasta fragmentarte el intestino, escupirte, pegarte y patearte con tanta saña….. sin zapatillas llegaste, caminaste solito ésas cuadras hasta llegar a casa, los médicos nunca entendieron cómo hiciste para llegar», completó.

En las últimas horas, el conductor del Fiat Uno blanco, con el capó negro, que se ve en las imágenes de la secuencia final del caso, se presentó a declarar y complicó al jubilado. “Vi que lo pateaba y escuché un tercer disparo”, afirmó.

Sin embargo, su defensa, a cargo de los abogados Hugo Icazati y Marino Cid Aparicio, advirtió: «Vamos a ir por el falso testimonio».

Fuente: Clarín

¿Qué opinas de esta nota?