El bombero sanjuanino que superó tres ACV: «Quiero decirles que fue un milagro»

Ya se encuentra en su casa y agradecido de todo el apoyo recibido. Contó a Diario Móvil su experiencia. Ingresó al hospital después de sufrir 3 ACV, convulsiones y con 300 de azúcar en sangre. 


Diario Móvil.

Su nombre es Enrique Gastón Espejo, tiene 40 años, es padre de 2 hijos y se desempeña en el cuerpo de Bomberos Voluntarios de Chimbas. Había sufrido una descompensación, que más tarde fue diagnosticada por los médicos como Accidente Cerebrovascular (ACV).

Se encontraba muy grave, conectado a una respirador y luchando por su vida. Sus amigos y colegas iniciaron campañas y cadenas de oraciones para enviarle fuerza en el difícil momento.

Rápidamente Espejo comenzó a mostrar mejorías que asombraron hasta a los propios doctores; el martes le quitaron la asistencia respiratoria y el miércoles apareció en terapia intensiva del Hospital Marcial Quiroga, caminando.

«EL ENFERMERO QUE ME BAÑABA NOTÓ QUE DESPERTÉ Y SALIÓ CORRIENDO, A DECIRLE A TODOS. EL EQUIPO MÉDICO FESTEJABA, FUE MUY LINDO», CUANTA EL BOMBERO.

En la mañana del jueves 23 de julio, Espejo le confirmó a Diario Móvil que obtuvo el alta médica y ya salió del Hospital Marcial Quiroga (donde se encontraba desde el 12 de julio) para ir a su casa, rodeado de afectos.
«Llegué con tres ACV, convulsión y 300 de azúcar. Ese domingo me enteré, porque el día jueves lo operaron a mi hijo y cuando el médico me muestra foto de la operación y ahí sentí la presión y así empezó todo», explica.
El bombero cuenta que el personal médico del nosocomio le contaban que su recuperación fue asombrosa y mucho más rápida de lo esperado.
Espejo agradece a todos los que se preocuparon y rezaron por él; en especial a sus compañeros de cuartel que lo acompañaron en todo momento.

¿Qué opinas de esta nota?