Los políticos que cobraron el IFE podrían pasar SEIS AÑOS en prisión

Un fiscal salteño estimó que a los dirigentes que cobraron el bono social podrían ir a la cárcel por «defraudación a la administración pública». 


Con máxima celeridad, la Justicia Federal avanza en la investigación del cobro irregular del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el fiscal Ricardo Toranzos enmarcó la causa en «defraudación a la administración pública, porque cobraron indebidamente un dinero que no les correspondía», como el mismo lo sostuvo.

En detalle, el fiscal explicó cómo están trabajando: «Nosotros tenemos 53 casos sospechosos y pudimos discriminar tres grupos: los que pidieron y los rechazaron; aquellos que les aprobaron y no cobraron y los terceros que estaban habilitados para cobrar y lo hicieron» y adelantó que pudieron acceder a información digital de todas las personas que se inscribieron y solicitaron el IFE.

Al respecto, Ricardo Toranzos indicó: «A esa evidencia digital la queremos relacionar con hechos concretos o espacios concretos. Tenemos que determinar el lugar físico, desde dónde se hizo el pedido. Por eso estamos buscando el IP para hacer un seguimiento, verificando el espacio físico desde donde se hizo, donde se cobró, a qué hora y en qué lugar».

Además, el fiscal federal detalló que se hizo una actuación sobre el encargado de la UDAI Sur, Marcos Vera Ramires, que estaría en orden de petición del beneficio. «Lo que se va a hacer es primero, es confirmar estos casos y después analizar si se puede hacer un tamiz, sobre otras personas que no deberían cobrar. La información está dada entre los que percibieron y sobre los que intentaron percibir este beneficio», aseguró.

Fuente: Qué Pasa Salta

¿Qué opinas de esta nota?