8 meses de PRISIÓN para el hombre que MUTILÓ una perrita porque estaba «muy drogado»

La Justicia de General Alvear resolvió condena de prisión en suspenso y reglas de conductas para el sujeto que mutiló al animal.


Hoy martes recibió la sentencia Rubén Eleize Leico, un vendedor ambulante acusado como responsable de haber decapitado y mutilado a Yuma, una perra que vivía en la calle pero era cuidada los vecinos. El hecho ocurrió el pasado 21 de julio pero recién hoy trascendió la resolución de la causa.

Desde que encontraron a la perrita decapitada, con sus patas y cabeza cortadas, en medio de un charco de sangre, los vecinos del barrio El Caldén acusaron directamente al hombre que solía trabajar por la zona.

Los lugareños denunciaron el hecho en la Comisaría 14° y la Policía Científica identificó a un sospechoso: Rubén Eleize Leico. Inmediatamente quedó imputado por maltrato animal, delito que prevé una pena de hasta un año de prisión.

Lo insólito de la causa vino después, precisamente en el momento del juicio abreviado, cuando la fiscal Ivana Verdún lo interrogó, y Leico admitió su responsabilidad y aseguró que en ese momento estaba «muy drogado».

Por ese motivo, la fiscal llegó a un acuerdo con la defensa y el hombre recibió una sentencia a ocho meses de prisión en suspenso además deberá realizar tratamiento por su adicción, tareas comunitarias y finalizar sus estudios primarios.

¿Qué opinas de esta nota?