Un guerrero: Camina más de 10km para su quimioterapia y asegura que «No voy a bajar los brazos»

Pablo, es un joven que fue diagnosticado de Cáncer y perdió su trabajo. Además la cuarentena complicó la situación económica. Piden ayuda.


Pablo y Cristina, atraviesan una dura situación económica y forman parte de la dolorosas estadísticas de desocupación de la Argentina, producto de la cuarentena por pandemia.

Pablo, fue diagnosticado de cáncer de vejiga y de colon, hace un tiempo. Desde entonces, recorre 10 kilométros caminando, todos los días, para ir hasta el Centro Oncológico para poder recibir el tratamiento adecuado.

Lo peor de ir caminando es la vueta: “A veces me agarran mareos o vómitos pero lo mismo me vuelvo, a veces voy parando o me vengo derecho bien rápido», cuenta.

“Porque no tengo para el colectivo, no me alcanza”, responde cuándo le consultan porqué camina. Y es que, como si fuera poco, perdió el trabajo como plomero pero por recomendación médica y la pandemia hizo todo más difícil.

“Caminar le hace peor”, dice su esposa Cristina, “Me es imposible pagar el alquiler y ya me dijeron que cuando se levante la cuarentena nos desalojan y no tenemos a dónde ir, se nos juntó todo”, se lamenta. Sucede que antes de la cuarentena, la mujer cuidaba a personas mayores pero hoy sólo trabaja un día a la semana,  cuenta resignada la mujer de Pablo.

Por esta razón, ambos solicitan a los ciudadanos cualquier tipo de ayuda. Comenzando por una oportunidad de trabajo para Cristina. Aunque reconocen que la situación esta complicada y tampoco buscan contagiarse de coronavirus.

¿Qué opinas de esta nota?