Un jugador de SAN LORENZO, el primer REFUERZO de SAN MARTÍN en plena pandemia

Es defensor y tiene 23 años. Su último equipo fue Gimnasia de Mendoza en la Primera Nacional, en donde estuvo a préstamo.


Se llama Alejandro Molina, es lateral derecho, tiene 23 años y se convirtió en el primer refuerzo de San Martín durante la pandemia.

El defensor de San Lorenzo de Almagro estaba a préstamo en Gimnasia y Esgrima de Mendoza, también de la Primera Nacional. El jugador llega en esa misma condición al equipo de Concepción.

La dirigencia del club mendocino había llegado a un acuerdo con el Ciclón para la continuidad del chaqueño, pero no con el representante del futbolista que arregló su arribo al Verdinegro, contaron en Diario Uno.

¿Qué opinas de esta nota?