SAN JUAN: Su beba se sentía mal, no la llevó al hospital por miedo al coronavirus y murió

A primeras horas de la mañana se conoció la muerte de una bebé en Pocito por quemaduras con agua hirviendo. La justicia penal pidió autopsia y allanaron la vivienda de la familia.

El presunto accidente se dio en la tarde del miércoles en una casa del Barrio Bella Vista en Pocito. La pequeña habría caído a un fuentón con agua caliente que tenía su madre en para bañarla, de manera tal que sufrió quemaduras en la parte inferior del cuerpo: glúteos y ambas piernas; indicó la mujer de 30 años a la Policía de San Juan de acuerdo a la trascendido en este jueves.

Sin embargo, por miedo a contagiarse de COVID-19, la mamá decidió no llevarla al hospital en ese momento. Más tarde llegaron complicaciones. La beba vomitaba mucho, tomaba agua y luego comenzó a faltarle el aire. En ese momento, deciden llevarla en auto particular hasta el Hospital Federico Cantoni de Pocito; afirmó la madre sanjuanina. Alrededor de las 7 horas de este jueves, lamentablemente se confirmó el deceso.

La situación generó incertidumbre en el personal médico que atendió a la niña. Por esa razón, el médico que asistió a la beba decidió realizar la denuncia por muerte sospechosa, pudo conocer Diario Móvil por fuentes ligadas al caso.

La duda de las autoridades es como las quemaduras pudieron provocar complicaciones en el sistema respiratorio, lo que le habría generado el fallecimiento. La jueza del Tercer Juzgado Correccional, Mónica Lucero, intervino en la denuncia por «muerte sospechosa» y ordenó autopsia al cadáver de la beba y, además, pidió que personal policial secuestre elementos del domicilio de la familia.

¿Qué opinas de esta nota?