Una ABUELITA fue ESTAFADA y DESALOJADA por su propia HIJA

Adriana fue encontrada por sus vecinos en Linares, Chile. Estaba sentada en la vereda y a su lado tenía una valija con sus pertenencias.


Adriana tiene 88 años y fue abandonada por su propia hija, que se aprovechó de sus problemas mentales. Estaba sentada en la vereda. Apoyada contra la pared, con las piernas extendidas en el suelo y con su valija con todas sus pertenencias paradita a un costado, Adriana esperaba, resignada. La mujer de 88 años de Linares (Chile) acababa de ser expulsada de su propia casa nada menos que por su hija, que la dejó sin nada y a la deriva.

Ni ella sabía qué era lo que debía hacer ahora, así que simplemente se acomodó y trató de ordenar un poco su cabeza en medio del caos que atravesaba. Pasó una hora hasta que uno de los vecinos del barrio advirtió su presencia, la invitó a su casa y de inmediato se comunicó con las autoridades.

En medio de la cuarentena por la pandemia de coronavirus, la desgarradora imagen tuvo un enorme impacto en las redes sociales, donde rápidamente hubo miles de reacciones. Según indicaron las autoridades locales, la mujer había sido echada a la calle luego de que le vendiese la casa a Fernanda, una de sus hijas, que vivía junto a ella. Por supuesto que se trató de una trampa en el marco de una historia de maltrato y olvido que venía desde hace tiempo.

“Creíamos que todo estaba bien, pero ahora nos enteramos que en diciembre de 2019, ella (Fernanda) engañó a mi madre para que le diera los derechos de la casa, quedando a su nombre”, contó Alejandra, la otra hija de la mujer al medio «Linares en línea».

La mujer indicó que su mamá no se encuentra lúcida y que está segura de que Fernanda la engañó para quedarse con su vivienda. Es por eso que desde la Municipalidad y el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), se prepara una denuncia para revertir lo sucedido.

Desde el Senama, la coordinadora regional, Patricia Labra, manifestó: «Nosotros como Senama cuando nos enteramos del caso nos pusimos en contacto con el municipio y nos señalaron que la adulta mayor había pasado menos de una hora en la calle y que había sido acogida por una vecina».

Al mismo tiempo las autoridades se comunicaron con Alejandra, que vive en Santiago, para trasladar a la abuela a un centro de recuperación de la capital y lograr que así su hija esté cerca.

«Se nos ratificó que la adulta mayor se encuentra al cuidado de otra de sus hijas actualmente y se va a trasladar en los próximos días a residir con ella. Ella tiene redes familiares presentes que son sus otras hijas», describió Labra.

«También hay un abogado particular que va a prestar servicios a la familia que ya presentó las denuncias correspondientes y nuestra abogada defensora mayor, en conjunto con el asesor jurídico del municipio, vamos a hacer la asesoría respecto a las acciones que se puedan presentar en sede penal por delito de maltrato habitual y también por lo que puede ser en familia por una posible violencia intrafamiliar», agregó.

Respecto, de la venta de la casa, Labra mencionó: «Se señaló por redes sociales que se habría hecho una venta a la hija, que la habría echado a la calle, en ese caso también se conversó ese tema y depende del resto de los familiares, de sus otras hijas, ver si interponen una acción para anular ese contrato, previa determinación del estado de la salud mental de la adulta mayor».

¿Qué opinas de esta nota?