No lo dejaron DESPEDIRSE de su PAPÁ en estado terminal: «Lo vi adentro de un CAJÓN»

Es el caso de Claudio Parente, vecino de La Plata, quien no pudo darle el último adiós a su papá.


Claudio Parente es de La Plata. Su papá estaba internado en un geriátrico de Chivilcoy, en estado terminal. Cuando el médico le avisó de la situación que atravesaba, Claudio no dudó: sacó los permisos correspondientes, llevó una nota del especialista y se fue en auto para darle el último abrazo.

Pero no pudo ser. Al llegar a Chivilcoy, la Policía le negó la entrada amparándose en las restricciones por la pandemia de coronavirus. Lo retuvieron casi dos horas y desestimaron el permiso especial que Parente había sacado en el sitio web del Gobierno nacional.

Discusiones mediante, Claudio tuvo que volverse a la capital provincial, tras lo cual se enteró de que su padre había fallecido.

Aunque no es el primer caso de una persona que no puede despedir a un ser querido producto de los controles, su relato no deja de estremecer. E indignar.

«Desde que mi papá fue internado yo llamaba todos los días al geriátrico. En un momento el doctor me dijo que estaba en estado agónico, yo quería estar con todas las cosas en regla. Creo que consultaron a la Municipalidad y me mandó el certificado correspondiente que dice que puedo viajar», comenzó Parente en diálogo con el canal Todo Noticias.

En este sentido, continuó: «Saqué los permisos necesarios y poniéndole que mi papá tenía riesgo de vida, me dirigí a Chivilcoy. Y cuando entro, me ponen a un costado y me dicen ‘no va a poder pasar’ por un montón de cosas. Hasta vino una policía y me dijo que yo le estaba faltando el respeto, pero yo ya no respondía de mí».

Además del permiso oficial, Parente había llevado una nota del médico del geriátrico para permitirle su ingreso al hogar, lo que está prohibido en el municipio. Ese fue el detonante.
«Les pregunté a los agentes de tránsito, a la policía y al comisario qué hubiese pasado si no hubiese presentado el certificado del médico, y si solo hubiese presentado los permisos de circulación nacional, no hubiese explicado que iba a un geriátrico a ver a mi papá que estaba agonizando. Me respondió: ‘Te hubiese dejado pasar’. Le dije que no quería hablar más con él», contó, todavía dolido.

De regreso a La Plata y tras un llamado del intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, el hombre volvió a viajar hacia Chivilcoy, pero cuando ya llevaba una hora de viaje recibió el llamado del médico del geriátrico para comunicarle que su papá acababa de fallecer.
«Ahí sí lo vi a mi papá, en un cuartito, dentro del cajón», relató entre lágrimas.

Por su parte, el jefe comunal, habló con Todo Noticias para dar su explicación de los hechos: «Evidentemente fue un grave error de quienes estaban a cargo del control. Yo ni bien tomé conocimiento de esto hablé con Parente el mismo día a las 21 horas, le ofrecí mandarlo a buscar, le ofrecí pagarle el viaje por si él no quería manejar, que el municipio se hacía cargo. Él decidió esperar hasta las 7 de la mañana para salir, para no volver a viajar en ese momento. Lamentablemente cuando llegó, a las 9.30 de la mañana, ya su padre había fallecido un ratito antes».

¿Qué opinas de esta nota?