Ferretero solidario: Asistió a una familia con Covid-19 y se lo AGRADECIERON con un pasacalle

Un matrimonio y sus dos hijas se infectaron con coronavirus. Beto, el ferretero del barrio, se enteró y durante el aislamiento los asistió desinteresadamente.


«Dios bendiga y no lo abandone a Beto el ferretero», se lee en el cartel que Juan Carlos Piriz y su familia colgaron en el frente del local que Beto atiende en Camino Belgrano, Sourigues.

Sucede que días atrás, Juan Carlos, su esposa y sus dos hijas, Sofía y Rocío, se infectaron con coronavirus. Beto Sánchez, el ferretero del barrio, se enteró y durante el aislamiento los asistió desinteresadamente.

Todo comenzó cuando, hace dos semanas atrás, Beto leyó su estado de WhatsApp en el que informaba que él, Cristina y sus hijas de 15 y 18 años se habían infectado con Covid-19 y estaban aislados, el comerciante se comunicó y les expresó su solidaridad de una manera concreta: «En más de una oportunidad se ofreció a asistirnos, con todo lo que conlleva interactuar con personas infectadas por el virus».

«Todas las mañanas nos chateaba preguntando si necesitábamos algo», cuenta Juan carlos.

Por este motivo, una vez que toda la familia Piriz se recuperó «se me ocurrió colgarle un pasacalle en frente del negocio para que todos vieran el ser humano maravilloso que es», resalta Juan Carlos. «Beto sacó chapa de persona», concluye emocionado.

¿Qué opinas de esta nota?