Pequeño GUERRERO: Tuvo un trasplante de médula, se curó de leucemia y le GANÓ al COVID

Sus padres no podían donar porque no eran compatibles, pero la solución llegó desde Alemania.


En medio de la pandemia de coronavirus, un nene de 2 años vivió uno de los mayores desafíos de su corta vida y afortunadamente los pudo superar.

La familia se había mudado a la Ciudad de Buenos Aires apenas nació Miqueas para lograr una mejor atención médica. Un análisis de sangre le detectó leucemia mieloide aguda. Toda la familia se movilizó hasta la Capital para reiniciar su vida.

Así, Miqueas arrancó con la quimio con muy pocos meses de vida. Después de las cinco semanas correspondientes al primer bloque de quimioterapia, la enfermedad quedó en remisión.

Pero eso no fue todo, el año pasado los médicos le informaron que la leucemia había tomado el 33% de la médula ósea. Su única salida era un trasplante. Y la solución llegó desde Alemania.

La cirugía fue de alta complejidad debido a la condición de su corazón. Por fortuna, salió perfecta. La médula funcionaba bien.

Para finalizar, a Miqueas le diagnosticaron coronavirus, pero por suerte fue asintomático, pese a ser un paciente de riesgo por estar inmunosuprimido.

 

¿Qué opinas de esta nota?