Una nena MURIÓ por «Infestación severa» de piojos y detuvieron a sus padres

Los padres de la menor enfrentan cargos por asesinato en segundo grado y crueldad infantil.


Una nena de 12 años murió de un paro cardíaco en Estados Unidos y los investigadores creen que pudo deberse a una «infestación severa» de piojos, por lo que apuntan a sus padres.

Kaitlyn Yozviak falleció el 26 de agosto. Tras los informes forenses y médicos, y las averiguaciones de rigor, fueron detenidos John Joseph Yozviak y Katie Horton.

Los encargados de la investigación sospechan que la menor tuvo piojos en forma intermitente durante tres años seguidos, lo que le ocasionó una anemia severa que derivó en su fallecimiento.

La jueza Brenda Trammell, del condado de Wilkinson, dictaminó que hay suficiente evidencia de los cargos de asesinato en segundo grado y crueldad infantil en segundo grado contra los padres de Kaitlyn, cuya suerte será definida en un proceso ante un gran jurado.

Durante la audiencia el agente especial de la Oficina de Investigaciones de Georgia (GBI), Ryan Hilton, testificó que los registros médicos muestran que la nena murió de un paro cardíaco con una causa secundaria de anemia severa.

Según el GBI, Kaitlyn fue sometida a «dolor físico excesivo debido a negligencia médica» antes de morir.

De acuerdo con Hilton, en el momento de su muerte, la menor tenía la infestación de piojos «más grave» que la oficina de GBI había visto nunca, y puede haber durado intermitentemente durante al menos tres años.

Dijo que creía que las picaduras repetidas de los piojos reducían sus niveles de hierro en sangre, lo que probablemente causó la anemia y pudo haber desencadenado el ataque cardíaco.

En tanto, su madre también admitió a los investigadores que Kaitlyn no se había bañado en la última semana y media antes de morir.

También se supo en la audiencia que, cuando los agentes llegaron a la casa en agosto, el interior estaba sucio y en mal estado con alimañas cubriendo el colchón, animales de peluche y otros muebles en la habitación de Kaitlyn.

Sus vecinos afirmaron que no habían visto a la nena jugando en la casa durante el último mes y medio o dos meses antes de su muerte.

La División de Servicios para Familias y Niños de Georgia (DFCS) informó que los dos hermanos de Kaitlyn fueron sacados de la casa de Horton y Yozviak debido a condiciones insalubres.

En 2008 ese organismo abrió otro expediente a raiz del nacimiento de Kaitlyn, luego de que los padres decidieran no darla en adopción. La agencia no recibió ningún informe sobre la familia hasta 2018, donde los archivos muestran una llamada que indica que la casa estaba «infestada de insectos, (con) gatos en exceso y condiciones peligrosas».

En ese momento, Kaitlyn fue ubicada brevemente con su tía pero regresó a la casa de sus padres seis días después.

¿Qué opinas de esta nota?