Con 41 años DEMANDÓ a sus padres para que lo MANTENGAN de por vida

El hombre argumentó que sus padres lo habían habituado durante 20 años a depender de su ayuda económica.


Un hombre de 41 años oriundo de Londres, se dirigió a la justicia para demandar que sus padres no dejen de mantenerlo económicamente. El señor argumentó que sus papás eran «muy ricos» y que lo habían vuelto «muy dependiente» de su ayuda monetaria, que le fueron retaceando a medida que pasaba el tiempo.

Los abogados del demandante señalaron que el juez tenía la potestad para ordenar a los padres de su cliente que continuaran brindándole su apoyo financiero. Se basaron en las leyes relacionadas con el matrimonio y los hijos. Pero el magistrado no opinó lo mismo y desestimó la demanda.

El juez Sir James Munby, de la Corte de Familia de la Real Corte de Justicia de Inglaterra y Gales, señaló en principio que el reclamo era «muy inusual» y, según lo que él conocía de jurisprudencia, algo «sin precedentes». Durante el juicio se mantuvo en secreto la identidad del demandante y de sus padres, pero se supo que el hijo que buscaba la manutención de por vida vivía en Londres, y sus padres, en Dubai.

Los abogados del londinense alegaron que el hombre tenía algunos problemas relacionados a su salud mental. Trascendió a su vez que el demandante posee un título en Historia Moderna, es un abogado calificado y tiene un máster en derecho impositivo. Pero desde el año 2011 se encuentra desempleado.

El apoyo económico de sus padres consistió, entre otras cosas, en dejarlo vivir en un elegante loft en el centro de Londres que es de su propiedad (de los padres), y hasta hace poco le pagaban las facturas de los servicios de la vivienda, según lo que consigna el medio británico BBC.

«La relación entre el demandante y sus padres, en particular, al parecer, su padre, se ha deteriorado y el apoyo financiero que están dispuestos a ofrecer se ha reducido significativamente», señaló el juez Munby al exponer el caso.

El abogado del hombre, Tim Amos, señaló, en tanto, que los padres de su cliente son «muy ricos» y que podrían pagar cómodamente cualquier manutención que la corte pudiera razonablemente ordenar.

Amos acusó a los padres de su defendido de haber «alimentado su dependencia de ellos durante los últimos 20 años» y se mostró sorprendido de que ahora los progenitores del hombre «busquen delegar esa dependencia en el estado».

Fuente: La Nación

¿Qué opinas de esta nota?