Intentó usurpar un terreno y el propietario lo mató a balazos

El dueño del lote quedó detenido junto con su hermano, que lo ayudó a defender la propiedad.


Un joven de 27 años que intentó instalar una casilla en un terreno privado ubicado en la localidad bonaerense de Benavídez, partido de Tigre, murió desangrado tras ser baleado por el dueño de la propiedad, quien quedó detenido junto a su hermano, que lo ayudó a defender el lote.

El hecho se produjo el viernes por la noche en la esquina de las calles Godoy Cruz y Rivarola. La víctima fatal fue identificada como Marcos Javier Verón, que falleció mientras era atendido en un hospital cercano.

Según informa Infobae, tras el ataque, la Policía se hizo presente en el lugar y detuvo a dos hombres de 47 y 42 años, que serían los propietarios del predio que Verón intentaba ocupar de forma ilegal junto a un grupo de personas.

Todo comenzó cuando Verón, junto a un grupo de cómplices, intentaron ocupar esta propiedad, pero se encontraron con los dos dueños del terreno, quienes se resistieron a la toma. En el marco de una pelea, uno de ellos le efectuó a la víctima un disparo en una pierna, por lo que cayó gravemente herido.

La causa fue caratulada como «homicidio», aunque, según trascendió, se contemplaba la posibilidad de que el autor del disparo mortal haya actuado en defensa propia.

¿Qué opinas de esta nota?