Ordenan el desalojo “inmediato” de los mapuches de un campo tomado

Del procedimiento participarán más de 200 personas entre agentes policiales y funcionarios.


La Justicia de Río Negro ordenó el desalojo “inmediato” del campo de El Foyel, a 35 kilómetros de Bariloche, ocupado por una comunidad mapuche desde el jueves pasado. En una audiencia de Impugnación el juez Marcelo Álvarez Melinger accedió a la solicitud del fiscal Francisco Arrien y del fiscal jefe Martín Lozada de Bariloche quienes el viernes se enfrentaron a la suspensión de la medida por parte del juez Ricardo Calcagno. El magistrado se había negado a continuar con el proceso hasta que no detuvieran a los líderes de la usurpación Blanca Gallardo y Juan Carlos Oyarzo.

Según pudo confirmar este diario en estos mismos momentos se dirigen hacia el lugar unos 150 efectivos de la policía de Río Negro, más personal de Defensa Civil, Bomberos Voluntarios, especialistas del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (SPLIF) y agentes del Cuerpo de Operaciones Especiales y Rescate (COER). A ellos se suman funcionarios de la secretaría de Seguridad y de Derechos Humanos de la provincia, entre otros. En total serán más de 200 personas las involucradas.

Los agentes tienen a su disposición teléfonos satelitales, modernos equipos de comunicaciones para geografías apartadas como esta, cámaras de video que registrarán todos los acontecimientos, mapas virtuales del sector, drones, información climática, entre otros, que les permiten obtener una panorámica privilegiada del escenario y sus actores. También estarán preparadas dos ambulancias.

“Salió la orden de desalojo y los fiscales ya están yendo para El Foyel. Tenemos todo preparado. Se va a hacer efectivo en un rato. Esperemos que sea un desalojo lo más tranquilo posible”, indicó la secretaria de Seguridad a Clarín.

El procedimiento tendrá dos etapas, explicaron en la justicia. Los fiscales Arrien y Lozada intentarán convencer a los usurpadores a que acepten una salida “voluntaria” del predio. Si los usurpadores se niegan los funcionarios judiciales requerirán la presencia policial.

El campo de casi 400 hectáreas permanece ocupado por unos 50 miembros de la lof Gallardo Calfú. Los mapuches instalaron carpas en las entradas al territorio. La referente de la toma es Blanca Gallado (79), una “machi” sin título y que ejercer el curanderismo en el barrio San José de El Bolsón.

“Nosotros, nuestra comunidad no nos vamos a mover de acá. Nos costó mucho para volver a nuestro territorio después de la estafa que le hicieron a mi papá que lo dejaron en la calle”, advirtió Gallardo que resiste al interior del campo.

Mientras tanto tres integrantes de las dos familias propietarias soportan el sitio de los mapuches y hoy comenzaban a tener falta de alimentos. Se trata de Martín Soriani y los hermanos Débora y Pablo Mayer.

Los miembros de la lof Gallardo Calfú reclaman el territorio basándose en una supuesta estafa que habría sufrido el dueño original, Félix Gallardo Calfú en 1980, por parte de Miguel Soriani. Aseguran de que se trata de un predio ancestral y que cuentan con la colaboración del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI). Sin embargo, los tribunales de Río Negro no avalaron los dos reclamos realizados en distintos momentos por los mapuches.

¿Qué opinas de esta nota?