MILAGRO: movió los dedos tras 15 años en coma

Al-Waleed bin Khalid estuvo inmóvil con dos excepciones. Una hace cinco años, en la que logró mover la cabeza. Y la segunda y más esperanzadora, se produjo hace unos días cuando logró mover la mano.


El príncipe Al-Waleed bin Khalid tenía 18 años cuando, en un segundo, le cambió la vida.

Corría el año 2005 cuando conducía su coche en Londres, donde estudiaba ciencias militares, y sufrió un gravísimo accidente de tráfico que provocó su muerte clínica.

Su padre, el príncipe Khaled bin Talal, y su madre, la princesa Mona Riad El Solh, hija del líder libanés, se negaron a quitarle el soporte vital.

Tras el accidente fue trasladado a Riad para someterle a una terapia intensiva, que se prolongó durante una década. Sin embargo, hace cinco años el «principe durmiente fue trasladado a la residencia de la familia donde se encuentra en estado vegetativo.

En este tiempo, Al-Waleed bin Khalid ha permanecido inmóvil con dos excepciones. Una hace cinco años, en la que logró mover la cabeza. Y la segunda y más esperanzadora, se produjo hace unos días cuando logró mover la mano.

Pero no sólo eso sino que parecía escuchar y obedecer lo que le decía una mujer. En un vídeo compartido por la familia en Twitter, se puede ver al “príncipe durmiente” levantar ligeramente dos dedos.

Pero animado por la voz de una mujer, que le pide que lo vuelva a intentar y que mueva la mano, logra hacerlo tras un par de intentos, lo que ha devuelto la esperanza a la familia de que pueda lograr superar su estado.

¿Qué opinas de esta nota?