Guzmán prometió financiarse más con deuda y menos con emisión monetaria del Banco Central

Antes de la apertura del mercado, el Ministerio de Economía dio a conocer cambios en su programa de financiamiento para lo que queda del año. A través de un comunicado, la cartera conducida por Martín Guzmán se comprometió a no solicitar hasta fin de año asistencias del BCRA al Tesoro en forma de Adelantos Transitorios, una de las dos vías que existen para financiarse con emisión monetaria. También, se impuso como meta obtener financiamiento fresco a través de la colocación de deuda en el mercado por hasta el 10% de los vencimientos en pesos que necesita refinanciar en los próximos dos meses. Además, aseguró que el financiamiento extra obtenido se usará para seguir reduciendo el nivel de asistencia del Banco Central.

El comunicado oficial se refirió a la emisión monetaria masiva que debió realizar el BCRA para financiar los gastos extraordinarios con los que se respondió a la pandemia de coronavirus covid-19 y señaló que la recuperación gradual de la actividad permite iniciar una corrección de ese desequilibrio que está detrás de la inestabilidad cambiaria y la preocupación por el avance de la inflación.

“Las autoridades se mantuvieron conscientes de la necesidad de encarar, cuando fuera posible, acciones de corrección de esos desbalances, que iniciaran un sendero sostenido de consolidación y aliviaran la presión sobre la política monetaria. En la misma dirección, se fueron ejecutando acciones para afirmar y desarrollar mecanismos de financiamiento en el mercado local”, explicó el comunicado.

El Ministerio de Economía se comprometió a no tomar más adelantos transitorios del Banco Central en lo que queda del año. Esa es una de las vías que tiene la autoridad monetaria para asistir al fisco, la otra es el giro de utilidades

El Ministerio de Economía se comprometió a no tomar más adelantos transitorios del Banco Central en lo que queda del año. Esa es una de las vías que tiene la autoridad monetaria para asistir al fisco, la otra es el giro de utilidades

“El Ministerio de Economía anuncia que durante los meses de noviembre y diciembre no se solicitarán asistencias del Banco Central al Tesoro en forma de Adelantos Transitorios, tras las cancelaciones efectuadas en los últimos días”, dijo el comunicado.

Además de detener la emisión a través de adelantos transitorios, el anuncio señaliza que el Tesoro seguirá buscando a través de emisiones de deuda en el mercado local tantos pesos como pueda para ayudar a cubrir el déficit con la menor emisión monetaria posible.

“En cuanto a la política financiera para el cierre del año, se apunta a renovar la totalidad de los vencimientos de capital e intereses y obtener financiamiento neto de mercado por hasta un 10% respecto al total de vencimientos de dicho período. Cualquier incremento de financiamiento neto que supere ese umbral será destinado a reducir adicionalmente el nivel de asistencia del Banco Central”, detalló el comunicado.

“Esta adecuación de las políticas presupuestarias, que supone continuar protegiendo a los sectores de la sociedad que permanecen en estado de vulnerabilidad, permite avanzar en la agenda de normalización del financiamiento del sector público. De este modo, se contribuye a crear un puente de previsibilidad entre la ejecución presupuestaria del corriente año y el presupuesto 2021, que contempla una considerable reducción de las necesidades de financiamiento y del crédito del Banco Central al gobierno”, concluyó el comunicado.

¿Qué son los adelantos transitorios?

Los adelantos transitorios son préstamos que otorga el Banco Central al Tesoro para cubrir necesidades de financiamiento que el sector público no logra afrontar mediante ingresos tributarios o a través de la colocación de deuda en el mercado. La Carta Orgánica del BCRA pone un límite a la cantidad de dinero que se le puede transferir al fisco por esta vía, y ese techo estaba muy cerca dado el uso de esa alternativa en el pasado.

En lo que va del año, los adelantos transitorios explicaron el 29% de la emisión monetaria para asistir al Tesoro, unos $508.720 millones. El otro 71% de la creación de nuevos pesos, y la que más pesó durante la pandemia, fue el giro de utilidades, que representó más de $1,2 billón hasta octubre.

A diferencia de los adelantos transitorios, los giros de utilidades son derechos que tiene el Tesoro como único accionista del BCRA. Años de fuerte devaluación como 2019 hacen subir fuertemente el valor contable medido en pesos de las reservas internacionales y bonos del Tesoro que tiene la autoridad monetaria en su activo. Así, un mal año para la estabilidad del peso supone una importante ganancia contable para la entidad que, como resultado, dispone en 2020 con importantes utilidades que puede transferir al fisco.

Por eso es importante destacar que los anuncios se refieren exclusivamente a una de las dos vías que tiene el Banco Central para financiar al Tesoro, los adelantos transitorios. Sin embargo, no limita la capacidad de la entidad conducida por Miguel Pesce para emitir dinero a través del giro de utilidades, la vía que hoy explica la mayor parte de la asistencia monetaria al Tesoro. Tal como está redactado, deja vía libre para continuar pidiendo asistencia al BCRA por esa otra senda.

“El déficit primario de 2020 estaría cercano a los $ 2 billones, (7% del PBI aproximadamente), por debajo de los $2,29 billones (7,5% del PBI) previstos en el Presupuesto 2021, lo que constituye una noticia alentadora en el aspecto fiscal”, analizó un informe de Delphos Investment el fin de semana, antes de los anuncios de hoy.

“Desde el lado del financiamiento, el Ministerio de Economía parece inclinarse a reducir el financiamiento monetario al mínimo, intentando repetir la performance de octubre. Sin embargo, quizás en diciembre requiera alguna ayuda del BCRA dada la magnitud del déficit”, agregó.

De esa manera, el anuncio de Guzmán implica menor emisión monetaria de la esperada, pero de ninguna manera implica un compromiso a frenar la asistencia del Central al Tesoro.

El economista Fernando Marull, titular de FMyA, estima en unos $400.000 millones más los que necesitará emitir el Banco Central en lo que queda del año para ayudar a cubrir las necesidades del Tesoro. Y que llegará a través de giros de utilidades.

“El impacto monetario de emitir $400.000 millones, es decir, cerca del 20% de la Base Monetaria actual, puede verse moderado con la mayor demanda estacional de pesos, típica del mes de diciembre, cuando aumenta cerca de 5 o 6% mensual. Esto podrá moderar el impacto, pero igualmente el BCRA tendrá que esterilizar cerca de $340.000 millones, por lo que el Stock de Leliq o Pases del BCRA seguirá subiendo. El problema del exceso de pesos aparece siempre en el verano, cuando baja la demanda estacional de pesos”, escribió en su último informe semanal.

Más deuda en el mercado

El comunicado de Economía con el que Guzmán trató de ganar el favor del mercado antes de la apertura de las operaciones de la semana refuerza y profundiza la señal que dio la semana pasada cuando colocó $254.000 millones a través de la emisión de cinco títulos de deuda del Tesoro, entre los que se destacó la colocación de un bono dollar-linked.

Como resultado de la masiva colocación de deuda de ese día, el Tesoro cerró octubre habiendo obtenido $420.583 millones en el mercado que le permitieron obtener aproximadamente $250.000 millones más de los que necesitaba para pagar los vencimientos de deuda que caían del período. Gracias a esa mayor disponibilidad de financiamiento fresco, Guzmán canceló $100.000 millones en adelantos transitorios que el BCRA había transferido más temprano en el año.

Según datos de EcoGo, en noviembre y diciembre el Tesoro enfrenta vencimientos de deuda en pesos por $428.140 millones en total. A través de nuevas colocaciones de deuda, Guzmán buscará conseguir financiamiento suficiente como para -primero- pagar esas obligaciones y, luego, obtener pesos extra que permitan mayores reducciones de la emisión monetaria que sostiene el BCRA.

El 10% extra del que habla el comunicado oficial, así, rondaría los $42.000 millones.

Fuente: Infobae

¿Qué opinas de esta nota?