INVESTIGACIÓN: Un test de sangre podría detectar CÁNCER con 4 años de antelación

Las pruebas están a cargo de científicos chinos y estadounidenses. Tienen por objetivo afinar la detección precoz en las personas con mayor riesgo.


Es un análisis de sangre y podría detectar si una persona sin síntomas sufre crecimientos cancerosos en su organismo cuatro años antes de lo que permiten los métodos de diagnóstico actuales. De funcionar, el nuevo test permitiría ganar un tiempo vital para el tratamiento y la cura de la enfermedad.

En principio, serviría para identificar señales en la enfermedad en el estómago, el esófago, el colon, el pulmón o el hígado, que son sus cinco formas más habituales.

Los resultados preliminares de esta nueva forma de detección fueron publicados en un artículo que firman científicos chinos y estadounidenses, de la revista Nature Communications.

Con este avance, se podrían detectar cánceres que ahora son difíciles de curar en una fase temprana, es decir cuando son más fáciles de tratar.

«El enfoque inmediato es probar en las personas con mayor riesgo, basándose en los antecedentes familiares, la edad u otros factores de riesgo conocidos», dijo el coautor Kun Zhang, jefe del departamento de bioingeniería de la Universidad de California en San Diego y titular de Singlera Genomics, que desarrolló la prueba.

La prueba de detección del cáncer en la sangre se llama PanSeer y examina las firmas de metilación, proceso que dirige cuándo y cómo son activados y desactivados los genes que controlan el desarrollo del organismo y que pueden verse afectados por causas ambientales. Cumplen un papel fundamental en numerosas enfermedades y en la progresión de prácticamente todos los tipos de cáncer.

Durante el desarrollo, la prueba detectó cáncer en el 91 por ciento de los registros de individuos que eran asintomáticos cuando se recogieron las muestras y solo fueron diagnosticados con cáncer de uno a cuatro años después.

Además, la prueba detectó con precisión el cáncer en el 88 por ciento de los 113 pacientes que ya habían sido diagnosticados cuando se tomaron las muestras. La prueba también reconoció muestras libres de cáncer el 95 por ciento de las veces.

El análisis de sangre por sí solo no brinda una información precisa, por eso los estudios por imágenes son clave para complementar cualquier diagnóstico.

Los autores de este artículo también destacan que «es poco probable» que este método sea capaz de predecir qué pacientes más tarde desarrollarán cáncer. Sin embargo, sí identificaría a los pacientes que ya tienen crecimientos cancerosos, pero que permanecen asintomáticos.

«Se necesitan más estudios a gran escala a lo largo de largos períodos de tiempo para confirmar el potencial de la prueba para la detección temprana del cáncer», advirtieron los autores.

¿Qué opinas de esta nota?