Decenas de policías se arrodillan pidiendole a Dios que proteja a su País de un peligroso huracán

La foto fue tomada en Nicaragua, nación en la que esperan las fuertes ráfagas del «Eta»


El martes 3 de noviembre, miembros de la Policía Nacional se arrodillaron para pedir a Dios que proteja la nación de los estragos que podría producir el impacto del huracán Eta en Nicaragua.

El ojo del huracán Eta tocó tierra cerca de las 4:30 a.m. a 43km del sureste del municipio de Bilwi o Puerto Cabezas, la ciudad principal de la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN) de Nicaragua, territorio fronterizo con Honduras, informaron las autoridades del Gobierno.

Horas antes de que llegara el fenómeno natural al territorio, los oficiales de la Policía Nacional en Zelaya Central, ubicada en la RACN, se postraron de rodillas para rezar y pedir a Dios que los ayude ante el advenimiento del temible huracán.

En las fotos se observan a los oficiales uniformados y a otros ciudadanos que los acompañan de rodillas, con la cabeza inclinada y en actitud de oración.

“En Zelaya Central nos mantenemos en oración y pedimos a Dios nuestro Señor que tienda su mano divina y haga que este Huracán ETA se desvanezca y no cause daño letales. El Señor tiene Poder y tiene Misericordia de nosotros sus hijos”, señaló la Policía Nacional en su cuenta de Twitter.

Según el codirector del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González, el huracán de categoría 4 ha alcanzado vientos máximos de 240 kilómetros por hora y está a una velocidad de traslación de 7 kilómetros por hora.

¿Qué opinas de esta nota?