Trump insiste en que «FUE UNA ELECCIÓN ROBADA»

El presidente de Estados Unidos, perdió ante Biden, pero asegura que le robaron las elecciones.


El postulante a la reelección como presidente en los Estados Unidos, Donald Trump, insistió hoy en que «fue una elección robada» la que perdió ante el candidato demócrata Joe Biden y dijo que «es imposible imaginar» que haya superado a Barack Obama «en algunos de estos estados».
«Creemos que estas personas son ladrones. Las máquinas de la gran ciudad están corruptas. Esta fue una elección robada. El mejor encuestador de Gran Bretaña escribió esta mañana que esta fue claramente una elección robada, que es imposible imaginar que Biden superó a Obama en algunos de estos estados», señaló.
A través de mensajes en su cuenta oficial en la red social Twitter, @realDonaldTrump, añadió: «Deberíamos mirar los votos.
Recién estamos comenzando la etapa de tabulación. Deberíamos mirar estas acusaciones. Estamos viendo una serie de declaraciones juradas de que ha habido fraude electoral.
Tenemos una historia en este país de problemas electorales».
«En Pennsylvania hubo un pedido de cómo se autenticaron las boletas, porque si hay un problema en el sistema sobre la autenticación, eso afectaría seriamente a TODA LA ELECCIÓN. Y lo que me preocupa es que teníamos más de cien millones de boletas por correo en ciudades como Filadelfia y Detroit con una larga serie de problemas electorales (por decirlo suavemente)», aseveró.

Biden: «No voy a ser el presidente que divida, sino el que una».

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, quien se consagró en las últimas horas como presidente electo de los Estados Unidos aseguró que no será un mandatario «que divida» a la vez que indicó que «es hora de cerrar heridas».
«No voy a ser el presidente que divida, sino el que una», expresó Biden, a la vez que señaló: «Es hora de bajar la temperatura y cerrar heridas; mirarnos, escucharnos de nuevo y dejar de ver a nuestros oponentes como rivales. No lo son, son estadounidenses».
En un discurso que dio desde su ciudad natal, Wilmington (Delaware), el flamante presidente manifestó además: «Ustedes, que apoyan a (Donald) Trump, entiendo que estén decepcionados.
Yo he perdido un par de veces, pero ahora démonos un chance. Es hora de vernos otra vez, de dejar de tratar a nuestros oponentes como enemigos».
El mandatario insistió en que no gobernará como un político de un partido sino que lo hará «para todos los americanos» y que trabajará duro para ello.
«Voy a trabajar tan duro por aquellos que no me votaron como por los que lo hicieron, porque es hora de poner fin a la demonización (del contrario), la gente quiere que demócratas y republicanos unan fuerzas», aseveró Biden.
Por su parte, la vicepresidente electa Kamala Harris, expresó en su discurso: «La democracia no es un estado, sino un acto. La democracia es tan fuerte como nuestra capacidad de luchar por ella».
«Proteger la democracia necesita sacrificio, pero hay alegría en eso porque nosotros tenemos el poder de construir nuestro futuro. Con su voto han elegido la unidad, la decencia y la verdad», dijo Harris.
La vicepresidenta aseguró también que la llegada de Biden a la Casa Blanca marca «un nuevo día para los Estados Unidos», tras lo cual indicó: «Cuando se sometió a votación nuestra democracia en esta elección, con el alma de Estados Unidos en juego mientras el mundo miraba, se abrió un nuevo día para Estados Unidos».

¿Qué opinas de esta nota?