Una patota golpeó a un perrito viejo hasta matarlo

Ocurrió en un pueblo de Misiones. La familia señaló a cinco jóvenes por atacar a Sam, muy querido en el barrio, y por amenazaron a un pariente.


Los reclamos de leyes y mejores garantías para proteger a las mascotas y los animales en general se multiplicaron en nuestro país este año con los incendios forestales y las graves quemas de pastizales que, además de volverse incontrolables en distintas provincias que lindan con el río Paraná, causaron la muerte de miles de especies nativas.

Pero a los que trabajan en asociaciones proteccionistas y luchan día a día para ayudar a los animales, además del desastre ambiental que significaron las pérdidas por el fuego, les generan conmoción las situaciones de violencia contra seres indefensos.

En Misiones, un caso así tiene en alerta a toda la comunidad tras una denuncia en las redes sociales que resonó fuerte entre voluntarios que rescatan perros y gatos.

Una patota integrada por cinco personas golpeó salvajemente y pateó a un perro hasta quitarle la vida. Se trata de Sam, un perrito viejo que muchos vecinos del barrio Dos de Febrero de la ciudad de Candelaria conocían.

El caso tomó estado público tras una publicación en las redes sociales de la dueña del perrito, que ya era viejo y no pudo defenderse.

Foto en la página de Facebook de una comunidad mascotera de Misiones.

Foto en la página de Facebook de una comunidad mascotera de Misiones.

El posteo apareció en un grupo de proteccionistas de animales de la red social Facebook (Salvemos a las Mascotas – Posadas) y más tarde fue elevado a la comisaría policial de la comunidad.

«Cinco vagos» fueron acusados de haber asesinado a Sam. «Hoy quiero hacer una denuncia pública. Entre 5 vagos de acá de Candelaria, barrio 2 de Febrero, mataron a patadas a mi perro», publicó Emil Oliver, la dueña del perrito. «Él ya estaba viejito y lo mataron», agregó en el posteo que tuvo decenas de comentarios de tristeza y bronca.

Además, aseguró que los agresores también amenazaron y agredieron a un familiar suyo que intentó salvarle la vida y asistir al querido pichicho. «Aparte de eso salieron entre los cinco a patotearle a mi cuñado sólo porque él fue a ver a Sam», detalló la joven.

Según difundió el portal La voz de Misiones, la familia damnificada llamó llamó inmediatamente a la Policía para brindar formalmente la denuncia y la ubicación de los agresores, pero Oliver dijo que “no hicieron nada”.

El mensaje rápidamente se viralizó con cientos de comentarios y posteos compartidos en Internet, y se replicó en distintos grupos de proteccionistas.

Las conmovedoras fotos muestran a Sam tendido, luego el ataque, y generaron repudio y tristeza no sólo en las plataformas digitales sino también en el pueblo de Candelaria donde ocurrió el incidente.

«Dios mío, qué tristeza, cuánta maldad. Que el universo le devuelva el doble y más de lo que merecen», comentó Silvia Lobos. Y Gabriela Norma Benítez, integrante del grupo contra el maltrato animal de Facebook, dijo: «Hacé la denuncia, acercate a la comisaría más cercana. Esos idiotas tienen que pagar por hacer eso con el animal, no tienen que quedar impune. ¡Basta de maltratos a animales!».

También Viviana María Martínez, otra usuaria de la red social, pidió a la dueña de Sam que se animara a compartir los datos o información de los agresores. «Escrachá, poné los nombres de las bestias que hicieron esto. Hagamos que esto no quede así».

Fuente: Clarín

¿Qué opinas de esta nota?