Una ABUELA cuyana VENCIÓ al Covid-19 en el día de su CUMPLEAÑOS número 79

Se trata de Betty Tarpinian, una abuela puntana que estaba internada en el Hospital de Merlo y fue dada de alta en el aniversario de su nacimiento.


Como se sabe, en esta pandemia los principales afectados son las personas mayores, que han presentado mayor índice de letalidad por Covid-19, pero Betty Tarpinian fue muy fuerte y logró enfrentar al virus tras ser internada en el Hospital de Merlo “Madre Catalina Rodríguez”. Su infección duró varias semanas pero finalmente logró ganarle a la muerte.

Fue así que el 7 de noviembre, a Betty le dieron el alta y la alegría llegó por partida doble: también era el día de su cumpleaños 79.

Una vez en su hogar, su hija Rosana Ohanian envió una nota de agradecimiento “total” hacia el personal de Salud, la entidad la compartió en sus redes sociales y se viralizó. Una de esas noticias que emocionan, con una historia de superación sin límite de edad.

“Fueron días de mucho dolor, terribles, mi madre Betty entró a Terapia Intensiva por COVID-19 con el peor de los pronósticos”, señaló Ohanian en Facebook. Fue el 27 de octubre que Tarpinian ingresó al hospital. Desde ese momento el equipo de salud se dispuso asegurar su sanación y su bienestar.

“Dos días después, si bien no había mejorías para soñar con una recuperación, se decidió su pase a Clínica Médica”, escribió con notable preocupación Rosana, a quien le permitieron internarse a su lado porque también era positiva de COVID-19. Así, pudo asistirla ante la gravedad que presentaba, “y día a día fue mejorando muy lento, y según los médicos: increíblemente”, aseguró Rosana en su relato, en el que no mostró otro desvelo que no fuera hacia su madre.

“Cada vez que entraba un enfermero/a, una médica, kinesiólogo/a, podía conversar las palabras que en 24 horas no emitía… y llorar también”, se sinceró la abnegada hija, en su rol de acompañante más que de paciente.

“Buscaba en sus ojos que me digan ‘ya pasa’, ‘ya mejora’, ‘ya podrás volver a casa con ella’… y ese día llegó justo el día del cumpleaños de mi madre”, recordó Rosana de aquel 7 de noviembre que nunca olvidarán. “Ese canto de ‘cumpleaños feliz’ fue el mejor regalo al darle el alta”, detalló del emotivo momento que quedó registrado en video.

“Por todo ¡Gracias al Hospital Público! Gracias a mi querido Hospital Concarán donde la atendieron sus primeros días. A todos y cada uno les agradecemos con el alma sus palabras, sus sonrisas, sus golpes en la ventana preguntándome si necesitaba algo, todo calmaba mi angustia”, expresó Rosana.

Entre algunos de los que nombró, destacó a Flavio y Andrea, “amores de enfermeros, y en ellos ¡a todos!”. También a la doctora Aylén Ledezma, “y en ella a cada una que la cuidó”, y agregó en la lista de saludos a Mica de la cocina, “que le traía gelatinas a cada rato porque era lo único que comía”.

“Por todo: gracias ¡gracias!”, se despidió Ohanian.

El personal de Salud del nosocomio expresó en las redes sociales la emoción que les causó recibir esta carta de Rosana, del agradecimiento de toda su familia y, principalmente, de un relato que emocionó por la mezcla de vivencias, de angustias y de alegrías.

Fuente: El Diario de la República

¿Qué opinas de esta nota?