Una nena con síndrome de Down venció el CÁNCER, pero murió de covid-19

Alexa Rose Veit era una luchadora feroz. Le ganó la batalla al cáncer, pero con el covid-19 fue diferente.


La niña de 15 años, originaria de Kentucky, nació con síndrome de Down. En julio de 2019 le diagnosticaron leucemia y solo unas semanas después entró en remisión.

«Para el día 30 de un plan de tratamiento de dos años, ella ya había vencido al cáncer», dijo este jueves el gobernador de Kentucky, Andy Beshear. Hizo estas declaraciones en una conferencia de prensa, después de recibir el permiso de la familia de la joven para compartir más sobre su vida.

Ese es el tipo de persona que era ella, dijo Beshear. Nunca dejó que nada le impidiera lograr lo que se proponía.

Alexa falleció de covid-19 el pasado 15 de noviembre, tras haber vencido el cáncer meses antes.

Para sus amigos, Alexa era una persona sociable, con «una sonrisa contagiosa que podría iluminar cualquier día». Así lo indicó Travis Holder, director de Manejo de Emergencias del condado de Ballard.

«Ella era una estudiante de primer año en la Escuela Secundaria Ballard Memorial, era miembro del coro, miembro activo del grupo de jóvenes de su iglesia y disfrutó (a fondo) el tiempo con su familia y amigos», escribió Holder en una publicación de Facebook.

Pero la semana de Halloween, Alexa comenzó a sentirse enferma e hizo que su mamá la recogiera de la escuela. Ambas fueron diagnosticadas con covid-19 en los días siguientes.

Venció el cáncer, luego ella y su familia contrajeron covid-19

Su madre fue hospitalizada y conectada a un respirador artificial, dijo Holder, mientras que Alexa mostró inicialmente síntomas leves y se quedó en casa. Durante ese tiempo, los abuelos de la joven también dieron positivo a covid-19 y fueron hospitalizados, dijo Holder.

«A medida que pasaban los días, Alexa comenzó a sentirse un poco peor cada día y en última instancia fue hospitalizada debido al covid-19 y al desarrollo de neumonía», agregó Holder.

La trasladaron en avión a Nashville para estar bajo el cuidado de sus médicos habituales. Allí su hermana mayor, quien también se había recuperado recientemente de covid-19, permaneció a su lado. La salud de Alexa se deterioró y pronto necesitó un respirador artificial, dijo Holder.

El 15 de noviembre, un día después de que su madre fuera dada de alta de un hospital de Kentucky y corriera al lado de su hija, Alexa murió.

«Alexa fue y es una hermosa hija de Dios y conozco personas que la admiraban, personas cuyos hijos la admiraban», dijo el gobernador. «Por la positividad, el entusiasmo y el activismo que aportó».

«Esta es una gran pérdida para esa comunidad».

¿Qué opinas de esta nota?