La EMOCIÓN de un ABUELO sanjuanino tras reencontrarse con su familia

Gracias a las redes sociales un familiar lo reconoció y lo fue a ver.


Oscar Rodolfo Iñon es un hombre de 75 años que hacía 30 años que no veía a su familia. Gracias a un accidente que lo llevó a estar internado pudo reencontrarse con su sobrina  Marina Recabarren, de 49 años, y así volverse a unir con su familia separada por los caminos y circunstancias de la vida.

La casualidad que hizo posible este emotivo reencuentro sucedió cuando Javier González, de 30 años, se encontraba cuidando a su abuelo, Ángel, en la sala de urgencias del nosocomio mayor de la provincia el sábado pasado. Había sido trasladado allí desde Pocito a causa de unos cálculos renales. Al lado de su cama llegó un anciano, muy golpeado, que no podía valerse por sí mismo y que hacía días no recibía ninguna visita y tampoco se habían presentado familiares a encargarse de él.

Con el tiempo, el desconocido anciano empezó a mostrar signos de mejoría y a comunicarse con él. Conmovido por la soledad del hombre, Javier comenzó a asistirlo dándole de comer y haciéndole compañía.

Así, descubrió su nombre y su historia: que era jardinero y que, tal vez, vivía en Capital. Cansado de tanto misterio, decidió publicar la historia de Oscar en su cuenta de Facebook se hizo viral a las pocas horas. A los días recibió un mensaje de su sobrino. Por medio de esa red social, le contó que tenía otra sobrina (su hermana) en San Juan y que hacía tiempo no tenían noticias de Oscar.

La historia no tardó en llegar a Marina, quien vio el posteo de Facebook y se comunicó con Javier para poder ir a visitarlo. El reencuentro fue muy emotivo.

Con el pasar de los días, Oscar pudo recuperarse y contar sobre su historia.

En ese reencuentro pudo saber que Oscar estaba jubilado, que alquila una casa en Capital y que llegó al hospital luego de caerse de su bicicleta en la que viaja a hacer trabajos de jardinería. No lo veía desde el fallecimiento de su abuelo, donde se reunieron en familia y se encontraron por última vez.

Marina está preocupada por el bienestar de este hombre que vive solo y no tiene familia, además de su avanzada edad y su ahora delicado estado.

Javier actualmente se encuentra buscando trabajo y puede realizar manualidades que requieran poca fuerza dada su condición médica (llamar la 2645501895)

¿Qué opinas de esta nota?