Para controlar las FIESTAS CLANDESTINAS no descartan el TOQUE de QUEDA

La mayoría de los contagiados en San Juan son los jóvenes, quienes realizan a diario fiestas clandestinas.


Las fiestas clandestinas son, hasta el momento, el mayor dolor de cabeza para las fuerzas de seguridad. Es que todos los fines de semana la Policía de San Juan desbarata un evento ilegal en el que hay decenas de jóvenes. Además, según los datos arrojados por el Ministerio de Salud, los adolescentes de entre 20 y 29 años son los que más contagios han sumado a los más de 10.000 contagiados que hay en la provincia.

El subsecretario de Seguridad, Abel Hernández, habló con el semanario Dossier San Juan y contó que no es «descabellado» pensar en un toque de queda. El objetivo serían las zonas rurales donde se realizan fiestas clandestinas y más ahora que se viene fin de año: «Si la pandemia toma otra dimensión, de la que no estamos lejos, habrá que tomar medidas más drásticas», explicó el funcionario.

«El compromiso social a través de la denuncia al 911 es el factor más importante. Con eso llegamos al lugar hasta de difícil acceso porque la Policía no patrulla todos los callejones, a esos lugares se llega gracias al compromiso social», agregó Hernández.

Por último, el funcionario hizo referencia a los festejos de Navidad y Año Nuevo: «vamos a ser muy cuidadosos porque la tradición marca que se juntan muchas familias (más de 50 personas) en una casa y no se respetan ninguno de las medidas sanitarias y ahí podría haber una ola importante de contagios como hubo en el Día del Niño y Día de la Madre».

Fuente: Dossier San Juan

¿Qué opinas de esta nota?