Nunca es tarde: Con 59 años cumplió su SUEÑO al recibirse de ABOGADA

Luego de 40 años, Beatriz Lozano decidió entrar a la universidad para cumplir su sueño. Estudió y trabajó simultáneamente, hasta lograr el título a distancia.


Beatriz Lozano es de Leones, tiene 59 años y en julio se recibió a distancia de abogada en la Universidad Siglo XXI en Marcos Juárez.
Siempre tuvo el sueño de ser Abogada pero por diferentes razones en su adolescencia no pudo estudiar esa carrera. Por eso, una vez que se casó y sus hijos se hicieron adultos, se fueron a Córdoba y se recibieron de sus estudios, Lozano encontró el momento para ella y decidió emprender esta meta a los 53 años.
Si bien para la abogada fue una experiencia muy gratificante, no faltaron los miedos que acompañan a los nuevos desafíos: “Tuve todos los miedos que le puedan aparecer a la persona grande y al joven también. Me tuve que adaptar al sistema virtual de la universidad. Me adapté a los exámenes virtuales, a bajar la bibliografía obligatoria de acuerdo a las opciones que la universidad daba”, expresó.

Y agregó: “Es muy distinto que si concurrís a una universidad nacional donde tenés más material al alcance de la mano”.

Pese a esto, Lozano demostró estar muy agradecida con la universidad y con todo lo que aprendió. Si bien cursaba un solo día a la semana, reconoció que a pesar de la distancia pudo hacer nuevas amistades.
“Este año he conocido gente cuando nos tocó rendir el exámen final o la tesis, a través de los grupos de WhatsApp. Conocí también personas que les fue mal en los exámenes o gente con la que nos pasábamos material”, sostuvo.
Luego de seis años de mucho esfuerzo en donde compaginaba su trabajo con el estudio, logró recibirse de manera virtual debido a las condiciones sanitarias impuestas por el coronavirus. Rindió el 21 de julio al mediodía en su departamento y tuvo el apoyo de una compañera.
“Rendí sola porque estaba todo muy restringido por la pandemia. Mis hijos no pudieron estar porque viven en Córdoba, así que en la soledad de mi departamento presenté mi tesis de manera oral a través de zoom”, contó.
Añadió: “Había dos profesores que estaban escuchando desde la universidad de Córdoba. Terminé con un Power Point y un video con el que la profesora se emocionó muchísimo”, explicó.
Lozano no deja de buscar desafíos y ahora que tiene el título, sueña con trabajar de lo que se recibió. Destacó que en un principio no se animaba, pero que le empezaron a salir oportunidades y piensa en montar su propio estudio.
Si bien la entrevistada comentó que no fue fácil volver al mundo académico luego de 40 años, está convencida que con voluntad y organización se puede conseguir.
“En un primer momento pensé si iba a poder con todo. No es sencillo volver a agarrar un libro luego de 40 años. Pero creo que la mente es muy flexible, hay que ponerlo en práctica. Es cuestión de trazarse una meta”, concluyó.
Cadena Sudeste

¿Qué opinas de esta nota?