A una abuela le quedaban pocas horas de vida y las consumió fumando marihuana con su nieto

El cáncer se había extendido en todo su cuerpo y no tenía remedio, es por eso que disfrutó con su nieto de las últimas horas de una manera particular. 


Los cuidados para pacientes terminales tienen como objetivo brindarles consuelo y paz tras aceptar que la enfermedad que padecen no tiene cura. Jeremiah Pollock, un hombre de Denver, Estados Unidos, tenía presente que su abuela estaba lista para morir, por lo que decidió pasar sus últimas horas junto a ella como muy pocos lo harían: fumando marihuana.

El hombre explicó que tenía presente que la mujer ya no tenía más tiempo, ya que el cáncer que la afectaba se había extendido tanto que había rechazado la quimioterapia.

De hecho, había sido trasladada desde el hospital a su casa para pasar sus últimas horas acompañada de su familia. Pollock se las arregló y viajó 14 horas para poder verla antes de que falleciera: «Ella está sufriendo mucho, pero por un breve momento que compartimos, hice que sonriera y riera, y que el estrés desaparezca de su rostro por unos segundos».

La mujer tenía un cáncer terminal.

La mujer tenía un cáncer terminal.

«El cáncer está por todos lados, piernas, estómago, pulmones… La comida y las bebidas no le sientan bien”, agregó.

Según se pueden ver en las fotos publicadas en Facebook, su abuela se animó a fumar marihuana junto a él: “Ella fue la más real hasta sus horas finales. Y mi corazón está roto, pero lleno. Y estos fueron mis últimos recuerdos con mi abuela. Ahora mi recuerdo favorito (…) el mejor porro que he fumado en toda mi vida”, contó.

La abuela tenía cáncer terminal.

La abuela tenía cáncer terminal.

 Luego de que falleciera, Pollock comenzó una campaña en GoFundMe para «pagar algunas deudas que dejó atrás, sus facturas médicas y también el funeral».

El posteo del joven en su cuenta de Facebook..

El posteo del joven en su cuenta de Facebook..

¿Qué opinas de esta nota?