CONFIRMARON que la Provincia no se ENDEUDARÁ este año para cubrir el DÉFICIT

Descartan pedir un crédito para solventar la crisis que profundizó la pandemia.


La pandemia afecto a todos los aspectos de la vida de las personas en el mundo, a su vez los gobiernos se vieron igualmente atacados por esto y San Juan no fue la escepción. El Gobierno provincial planeaba tomar deuda para pagar los gastos que no se iban a poder cubrir con el presupuesto. Y aunque el panorama comenzó a mejorar en los últimos meses, en la gestión uñaquista querían ver los números de noviembre para decidir si tomaban o no el crédito. Finalmente, este martes descartaron el crédito. Aun con la inversión extra que implica el aumento al sector de la Salud y el plus a los estatales, en Hacienda aseguraron que no irán al sistema financiero a conseguir dinero.

“No, no lo vamos a pedir”, aseguró el secretario de Hacienda de la provincia, Gerardo Torrent. Si bien las autoridades venían evaluando en los últimos meses la posibilidad de desistir del préstamo, no se animaban a descartar totalmente el uso de esa herramienta y esperaban los datos de la recaudación local y nacional de noviembre para decidir finalmente qué hacer.

Según Torrent, con lo que ingresó al Estado el mes pasado, la provincia no se verá obligada a tener que endeudarse. El cálculo que hacen en Hacienda es que el año cerrará con un déficit que no excederá los $1.000 millones y entienden que es una cifra manejable que no requerirá de un crédito.

La idea de tomar deuda pública para cubrir déficit por primera vez en más de una década comenzó a barajarse en abril, cuando la amenaza del coronavirus tenía paralizada a la provincia y gran parte del país. El Ejecutivo le pidió autorización a Diputados y en mayo, los legisladores aprobaron la toma de un préstamo de hasta $8.000 millones en el sistema financiero.

Otra de las vías en análisis era echar mano al Fondo Anticíclico, el ahorro que tiene el Estado y que sólo se puede usar para cuestiones de emergencia. Para alivio de la administración uñaquista, no fue ni una ni la otra. Primero descartó usar el fondo especial y ahora desechó el endeudamiento.

La tranquilidad llegó con los ingresos del mes pasado. Aunque siguen estando por debajo de lo presupuestado y de la inflación, resultaron suficientes para afrontar gastos con dinero propio y no tener que ir al mercado financiero a buscar dinero extra a cambio de tener que pagar una abultada tasa de interés. A eso se suma que las proyecciones indican que en diciembre no debería haber mucha variación y que los números de la recaudación no se desplomarán.

Con la recaudación provincial de impuestos y el goteo por coparticipación de noviembre, San Juan lleva embolsados este año $70.800 millones. Esto es un 7% menos de lo presupuestado y 4 puntos por debajo de la inflación interanual.

El desfasaje que se acumuló hasta el mes pasado es de $5.400 millones. Torrent contó que lo han podido compensar con medidas de contención del gasto (se bajaron las erogaciones corrientes y se resignaron partidas reservadas para obras) y con más de $.4000 millones que llegaron de la Nación en concepto de ATN y cancelación de deuda por obras.

El número dos de Hacienda dio cuenta de la mejora del pronóstico hacia fin de año. En lugar de $1.500 o $2.000 millones de déficit que se proyectaban en octubre, dijo que prevén un rojo “no mayor a $1.000 millones”. Sería el equivalente a la deuda flotante (es la deuda de corto plazo).

Fuente: Estación Claridad

¿Qué opinas de esta nota?