Una PACIENTE de 32 años pudo ABRAZAR a la MUJER que le SALVÓ la vida con su PLASMA

La donación de plasma consiste en aplicar los anticuerpos de alguien que ha pasado el virus a otra que lo está padeciendo y es una de las pocas curas efectivas en el mundo.


Unique Edward de 32 años oriunda de Wisconsin, EE.UU., dio positivo en coronavirus en junio de este año. A pesar de esto, no presentaba síntomas muy graves. Pero después llegaron los dolores en el pecho y la dificultad para respirar, lo que provocó su hospitalización por una semana y media.

Cuatro meses después, conoció a Kris Klug, la donante cuyo plasma fue utilizado por los médicos para tratar los síntomas del COVID-19 de Edwards y salvó su vida.

Los médicos trataron a Edwards con terapia de plasma convaleciente, un tratamiento que usa los anticuerpos de alguien que ha tenido la infección y ha desarrollado una respuesta inmunitaria, dijo el director médico de Versiti, Thomas Abshire.

Cuando Edwards la vio en los pasillos del hospital, no dudo en abrazarla y agradecerle por la donación que le dio más años de vida.

Klug, de 54 años, ya ha donado plasma cuatro veces. Ella cree que todos deberían donar. Dijo que 15 minutos de su tiempo fue todo lo que se necesitó para donar plasma convaleciente COVID-19 para salvar una vida.

¿Qué opinas de esta nota?