VENCIÓ al CÁNCER, coronavirus y cumplió su sueño de ser bombero

Tiene 13 años y generó un enorme revuelo al llegar a su barrio natal en la ciudad de Posadas, tras superar al cáncer y al coronavirus.


Un adolescente de 13 años que superó el cáncer y el coronavirus fue recibido como un héroe en Misiones.

Tras ser dado de alta, los bomberos voluntarios de Misiones le cumplieron uno de sus sueños: subirse a un autobomba. También, lo llevaron hasta la cancha del Club Atlético Bartolomé Mitre, donde lo esperaban sus amigos.

El protagonista de esta historia se llama Fernando Nicolás Franco y es oriundo de Posadas. Luchando contra su enfermedad, estuvo un año y medio internado en el Hospital Garrahan, en Buenos Aires, donde recibió un trasplante de médula ósea.

El diario El Territorio contó que el adolestente tuvo que someterse a 36 quimioterapias y una vez trasplantado. Mientras recibía el tratamiento, se contagió de coronavirus pero logró superar la enfermedad.  Fue dado de alta el 27 de noviembre, y ese mismo día se volvió en avión a su provincia.

La Policía de Misiones compartió la historia en Facebook. En un posteo, contaron: “Nico es un niño de 13 años que hace pocos días se recuperó de leucemia. El pequeño héroe anhelaba ser recibido en su hogar, luego de un extenso tratamiento médico en Buenos Aires, por los Bomberos de la Policía, a quienes admira por su incansable labor. Sus familiares, mediante una nota pidieron a los policías cumplirle el sueño al niño y así fue”.

“Este lunes, la autobomba buscó a Nico en su casa, activaron las sirenas, y junto a sus familiares lo acompañaron hasta la cancha del club Mitre, donde se reencontró con sus compañeros de fútbol que tanto extrañaba y que lo recibieron con fuertes aplausos”, agregaron.

En sus redes, la institución compartió también un video en el que se puede ver llegar en silencio a la autobomba a la casa de Nicolás. Cuando estuvieron al frente de la vivienda, activaron la sirenas para sorprenderlo. El chico se puso el casco y se subió a la unidad, visiblemente feliz.

Nicolás, ya recuperado, tiene por delante el compromiso de realizarse controles de rutina. Sólo viajará para realizárselos, pero la mayor parte del tiempo se quedará en su ciudad, cerca de sus seres queridos, disfrutando de la recuperación.

¿Qué opinas de esta nota?