Tras 7 años de LUCHA, un nene VENCIÓ al CÁNCER: «Fue gracias a los DOCTORES»

El pequeño Agustín ya tiene en claro lo que quiere hacer con su vida:»trabajar con los animales y en el campo, como mi padre. Me gusta andar a caballo».


Agustín es de Entre Rios (Lucas Norte), tiene sólo 9 añitos y 7 de ellos los vivió luchando contra la leucemia linfoblástica, un tipo de hematológico y de la médula ósea que afecta los glóbulos blancos.

Hace unos días recibió su alta médica tras un tratamiento que realizó en el hospital de niños de Paraná. «Fue gracias a los doctores», valoró Agustín a las cámaras de un medio local.

«En 2013, cuando tenía dos años y tres meses le diagnosticaron leucemia y durante el tratamiento pasó por muchas cosas, hasta estuvo en terapia por una neumonía, y hoy gracias a Dios está curado y libre de cáncer», comunicó su mamá, Pamela Barreto.

El niño, que asiste a la escuela Nº32 Benito Juárez, contó que extraña a sus compañeros de clases. Y en diálogo con Elonce TV reveló que cuando sea grande, quiere «trabajar con los animales y en el campo, como mi padre». «Me gusta andar a caballo», contó.

Es que según destacó su mamá, a Agustín «le gustan los caballos, ama los animales, y disfruta mucho del chamamé, las milongas y las jineteadas».

«Estamos muy felices y compartimos la noticia con todos los que nos acompañaron cuando a él lo diagnosticaron, cuando estuvo internado», sostuvo su mamá al agradecer a «doctores, enfermeras y a todos los que estuvieron con nosotros en el hospital de niños de Paraná».

La mamá de Agustín comentó que fue «muy triste» el tratamiento que debió afrontar su hijo. Sin embargo, reafirmó: «Hay que lucharla porque se sale, hay que tener fe».

La familia actualmente por razones laborales, vive en una zona rural cercana a Concordia. En comunicación con Elonce TV destacaron el sostén que les brindaron desde Arco Iris, la asociación civil que acompaña la lucha contra el cáncer infantil.

«Fue hermosa la ayuda y acompañamiento que nos brindó Arco Iris, siempre nos apoyaron, iban a jugar con él y a acompañarnos», valoró Pamela.

¿Qué opinas de esta nota?