Mató a su bebé recién nacido porque “no lo dejaba jugar a la PlayStation”

El joven de 23 años es adicto a los videojuegos. Será juzgado a fin de este mes.


Un verdadero horror podría terminar en una severa condena en las próximas semanas: Joseph William McDonald, de 23 años, será juzgado por el crimen de su bebé recién nacido en Victoria, Australia.

El «móvil» del asesinato es tan brutal como insólito: según reveló la investigación, el joven asesinó a la criatura de dos meses porque su llanto no le permitía concentrarse para jugar a la PlayStation. En un ataque de ira, lo golpeó hasta provocarle lesiones que derivaron en la muerte.

El crimen ocurrió en octubre del 2019 pero los detalles se conocieron en los últimos días, luego de que McDonald se declare culpable del cargo de homicidio infantil ante la Corte Suprema de Victoria. De acuerdo a sus propios dichos, se frustró mientras usaba un videojuego y atacó al bebé por su llanto.

McDonald, que en los días previos había buscado tratamiento para su adicción a los videojuegos y por problemas de ira, le envió un mensaje a su pareja, Samantha, para pedirle disculpas por ser «el peor padre».

La mujer fue la que comenzó a sospechar aquel 24 de octubre del 2019. Tras escuchar llorar al bebé, pensó que se sentía mal porque había sido vacunado. Sin embargo, el niño pasó la noche dolorido y por eso lo llevó al hospital: luego de cinco días, fue declarado muerto.

Los médicos le informaron a la pareja que su hijo presentaba lesiones no compatibles con un accidente. En ese momento, Samantha cuestionó a su novio y éste le reconoció que le había apretado la cabeza para que deje de llorar.

En la investigación los médicos confirmaron que las heridas fueron provocadas por temblores, sacudones o traumatismos bruscos. Ante el tribunal, la mujer declaró y se dirigió a su ya ex pareja: «Me traicionaste. Merecía sentirse seguro y protegido por su padre. No merecés perdón ni tampoco el título de padre».

¿Qué opinas de esta nota?