Como Cristina con Macri, Trump no estará en la ASUNCIÓN de Biden como PRESIDENTE de EEUU

Tras los incidentes en el Capitolio, a través de Twitter, Donald Trump confirmó que no asistirá a la ceremonia de asunción del nuevo presidente, Joe Biden. Será el 20 de enero.


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó hoy que no participará de la toma de posesión de su sucesor, el presidente electo Joe Biden, horas después de prometer una transición pacífica del poder.

 

«A todos los que me han preguntado, no iré a la inauguración el 20 de enero», indicó en Twitter el republicano, criticado por su rol en el inédito asalto al Capitolio.

«Aunque estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones, y los hechos me respaldan, habrá una transición ordenada el 20 de enero«, había indicado el republicano en el texto que emitió y que no pudo replicar en redes sociales, su canal favorito de difusión, porque sus cuentas habían sido bloqueadas tras los disturbios protagonizados por sus seguidores, que concluyeron con cinco muertos y varios heridos.

«Siempre dije que continuaríamos nuestra lucha para asegurarnos de que solo se contaran los votos legales. Si bien esto representa el final del mejor primer mandato en la historia presidencial, es solo el comienzo de nuestra lucha para hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande», agregó según el mensaje que hizo público uno de los asesores de la Casa Blanca, Dan Scavino, e insistió con sus afirmaciones de que los comicios fueron fraudulentos, pese a que no presentó pruebas que lo confirmaran.

La ausencia de Trump en la toma de posesión del demócrata lo convertirá en el primer presidente saliente en no pasarle el mando a su sucesor desde 1869.

El último mandatario que no asistió a la asunción de su sucesor fue Andrew Johnson, el primer jefe de Estado en ser enjuiciado por un impeachment del que fue absuelto por el Senado.

Los otros dos presidentes que se saltaron las inauguraciones de sus sucesores fueron John Adams en 1801 y John Quincy Adams en 1829.

Anteayer, cuando estaba todo listo para la sesión que iba a confirmar la victoria de Biden y la derrota del exmagnate, una multitud leal a Trump irrumpió en el Congreso con el objetivo de detener el encuentro. Con palos, banderas, carteles, a la fuerza, decenas de personas escalaron paredes, forzaron puertas, se cruzaron con los agentes de la Policía dispuestos en el lugar y luego entraron al recinto para dar vuelta las instalaciones, tirar todo al piso y hasta sacarse fotos en el lugar.

La reacción de los manifestantes tuvo lugar luego de semanas de acusaciones pronunciadas por Trump, quien asegura sin sustentos que lo prueben que los resultados de los comicios fueron alterados en favor de su contrincante.

Agencia AP

¿Qué opinas de esta nota?