ESTUDIA abogacía, trabaja con su padre en la gomería y está a punto de RECIBIRSE: «Cuesta, pero CON ESFUERZO se puede»

Maximiliano Ezequiel Pajon es un joven que está estudiando Derecho y a la vez ayuda a su padre Felix en la gomería.


Maximiliano Ezequiel Pajon es un joven que está estudiando Derecho y a la vez ayuda a su padre Felix en la gomería.

Desde niño colabora con su padre en la reparación de neumáticos en la reconocida Gomería Pedrito que está ubicada sobre Avenida Pringles. En 2011 termino el colegio en la EES Nº 16 (Bachillerato) y como siempre le gustó el Derecho inmediatamente ingresó a la Extensión Áulica de la UNNE en General Pinedo.

Como la gomería es un trabajo que demanda gran parte del día generalmente agarra los libros y estudia de noche. Esta a punto de recibirse de abogado: solo le faltan tres materias. En dialogo con STC Informa Maximiliano cuenta como es trabajar y estudiar a la vez, agradece los valores que le inculcaron sus padres Felix y Patricia y a la gomería que le permite estudiar para aspirar a un futuro mejor y deja un mensaje a la sociedad: «En la vida todo se puede, a algunos nos cuesta mas, a otros menos, pero con esfuerzo se puede».

«Yo empecé a estudiar en 2012 la carrera de abogacía, como a todo estudiante en principio le cuesta mas a mi que yo siempre me dedique a trabajar, yo desde chico siempre trabaje, siempre la ayude a mi papa, mayormente trabajo todo el día y me tomo el tiempo de noche para estudiar. Me cuesta mas que a todos, me cuesta el doble porque trabajo y tengo que estudiar, en mi casa también ayudo en muchas cosas. Es un gran esfuerzo, cuesta mucho, pero se puede. Ese es el mensaje que les quiero dejar a todos, no hay imposibles, todo se puede en esta vida, nada mas que hay que darse el tiempo», sostuvo.

¿Cómo aparece la carrera en derecho? Siempre me gusto la abogacía, la elegí porque me gusta estudiar la profesión del derecho. Es una carrera bastante larga, cuesta mucho, lleva su demanda de tiempo, de lectura, el que la esta haciendo va a saber. Yo prácticamente me crie en la gomería, a todos les digo que tengo mas años en la gomería que de vida. Siempre trabajé y estudie de la mano de mis padres, ellos siempre estuvieron ahí, nunca me falto nada gracias a Dios, estuvieron siempre. Mi familia esta compuesta por mi papa Felix, mi mamá Patricia, mi hermana Macarena y yo. Somos cuatro. Mi hermana también esta estudiando», contó.

Siempre pensando en la familia. Y lo hace de manera muy gustosa acompañar a su padre en la tarea y el trabajo que el tiene. «Hay que estar de sol a sol, todos los días, es un trabajo que tenés que estar todo el día. Todo se puede, nada es imposible en esta vida, Nada mas que a algunos nos cuesta mas, a otros menos, pero se puede», expresó.

Trabajar y estudiar es un esfuerzo que no todo el mundo lo hace. Como se siente hoy, que está ahí de cumplir el objetivo. «Me faltan tres materias para recibirme, estoy muy contento y satisfecho con todo esto. A pesar de los tiempos difíciles que estamos pasando últimamente dentro de todo esta todo bien. En estos últimos tiempos hice virtual, me fue bien dentro de todo estas cinco materias que restaban este año y me faltan tres fundamentales, estoy a punto de recibirme».

Habla de su padre y cuando priman los sentimientos a veces impiden decir lo que uno siente por ellos. Felix es una persona mayor, este es su trabajo y es lo que a Maxi le permite estudiar. «Mi papá es una gran persona, es un gran tipo. Para mi siempre lo fue, no tengo nada malo para decir de el. Es un tipo laburador, día a día, sol a sol. Obviamente que tiene sus días, a veces malos y a veces buenos, pero es un tipazo para mi, yo lo tengo siempre bien arriba y es mi ejemplo a seguir, es mi espejo. Siempre me enseñó a trabajar, la buena vida, los valores y el respeto. Mi papa lleva 46 años en la Gomería, ellos cuando empezaron fue en Güemes 769 al lado de la YPF y después pasaron a Avenida Pringles. Y al parecer va de generación en generación».

Lo charlan en familia. Hoy en día no es común encontrar un chico que quiera trabajar y estudiar a la misma vez. «A veces cuesta, es difícil. Charlamos siempre sobre eso. Estoy estudiando para tener un mejor futuro pero por el momento me estoy dedicando a la gomería, es un trabajo que también me encanta, desde chico que empecé y me terminó gustando. Me gustaría obviamente recibirme y ejercer la profesión, pero todo a su tiempo. Ahora le voy a meter pilas para sacar estas materias que me quedan y recibirme», señaló.

Maxi cuenta emocionado que su madre es la contiene a la familia y es la que da ese empujón cuando a veces cuesta dar ese pasito. «Mi mama es docente, ella siempre nos empuja cuando por ahí salís mal en una materia y estas mal. Te dice hijo seguí, siempre esta al pie del cañón. La gomería me permitió crecer bastante, agradezco a Dios que me está yendo bien con los estudios, en la familia, en la salud. Encaminados siempre de la mano de mis viejos», finalizó.

¿Qué opinas de esta nota?