Se destruyó todo en el terremoto, pero la imagen de la Virgen quedó intacta: «ella nos cuidó»

María Edith Valdés vive en Pocito junto a sus 6 hijos, su marido y su suegra. Perdieron todo en el terremoto, pero ella agradece que toda su familia salió ilesa y cree que «fue un milagro».


Perdieron todo en el terremoto del pasado lunes, en un instante la casa que tanto les había constado edificar se vino abajo. «En ese momento no me importó más nada que mi familia; mis nenas dormían en otra pieza y yo quería ver si estaban bien».

Afortunadamente nadie salió herido, aunque una de la vigas del techo cayó a centímetros de su bebé de un año y medio. «Pensé que había sido un milagro y agradecí que todos estábamos bien, en ese momento no pensé en todo lo que habíamos perdido».

«Al salir de entre los escombros, lo primero que veo es la Virgencita que me regaló mi suegra, estaba todo roto, pero la Virgencita estaba intacta», recordó María emocionada.

«Yo estoy segura que ella nos cuidó, se rompió todo, no quedó nada; pero ella estaba ahí intacta. Yo creo que eso fue una señal», aseveró la sanjuanina.

Hoy María intenta nuevamente reponer las pérdidas materiales, pero no deja de agradecer que toda su familia está con vida. Si alguien desea colaborar con esta familia, puede hacer comunicándose al 2644100189.

¿Qué opinas de esta nota?