Zapatos PERONÍSTAS: «Justicialistas» la marca de calzado que usa Fernández

Desde 2016 son fabricados en la provincia de Córdoba con insumos nacionales y son usados por diversos políticos peronistas.


El presidente Alberto Fernández suele llevar los modelos Scalabrini Ortiz y Arregui; su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero -cuando está de sport- puede elegir el Resistencia. El intendente de la ciudad de Córdoba, Martín Llaryora, el Walsh o el Cooke. Todos ellos son peronistas y los modelos de zapatos y zapatillas, también. Están en la página justicialistas.com.ar y son fabricados en Córdoba con insumos nacionales.

La empresa «Justicialistas» nació en 2016 de la mano de Nicolás Mendizábal, politólogo, y Germán Bolatti, administrador de empresas. Ambos militantes peronistas. «Surgió como una oportunidad; el padre de un amigo que trabajaba en un taller que cerraba sus puertas recibió como parte de pago máquinas y decidimos encarar el proyecto», cuenta Mendizábal a LA NACION.

Primero pensaron en fabricar para los integrantes del sector, como una forma de colaborar con el despedido, pero la iniciativa se expandió y producen entre 10.000 y 15.000 pares anuales. Venden sólo a través de su web e incorporaron modelos para mujer y accesorios.

Su fundador repasa que la apertura de importaciones, las devaluaciones y la caída de consumo dejó a muchas fábricas de calzado (como también de otros rubros) fuera de mercado.

«La idea era que la marca expresara también lo que defendemos«, apunta. Compran insumos a curtiembres argentinas y en función del material disponible se diseñan los modelos. Concentran la mayor parte de la producción en una fábrica y ellos producen los accesorios.

Arrancaron con solo dos modelos en dos colores. El Descamisado, con su estilo informal, pero para vestir, se impuso rápidamente. Con el tiempo y el aumento de la demanda fueron sumando otros, siempre con referencias al universo peronista.

Mendizábal explica que, como militantes y reconocedores de que el movimiento tiene muchas vertientes, buscan dar una «discusión» desde su lugar: «Los nombres son una invitación a profundizar; por ejemplo, hay quien compra las zapatillas Cooke y no sabe quién fue John William. No todos conocen, pero tal vez reciben el producto y les llega el mensaje«.

Los modelos de mujer se sumaron por «presión de la columna femenina» y porque empezaron a generar recursos para expandirse. En el catálogo se pueden elegir unos borcegos Duarte, unas botitas Bermann (por Sylvia, psiquiatra que se incorporó a Montoneros en los ’70) o unas sandalias Fadul (Esther, dirigente peronista de Tierra del Fuego, tres veces diputada nacional). Hay también unas zapatillas PresidenTa. «Ningún modelo lleva el nombre de alguien que esté vivo», apunta Mendizábal. No hay ningún Néstor disponible.

Con respecto a cómo llegaron los principales dirigentes nacionales a usar los zapatos «Justicialistas», relata que conocieron al actual Presidente y a Cafiero cuando estuvieron haciendo campaña en Córdoba, fue entonces cuando le contaron de su emprendimiento. «Después nos invitaron a Buenos Aires; a (Axel) Kicillof llegamos por unos conocidos que son asesores.es un mix de factores. Un poco de marketing y después compran», dice.

Mendizábal admite que el nombre de la marca resulta una «buena puerta de entrada; no hace falta explicar mucho, atrás está la idea de los que defendemos y nos parece que eso se asimila rápidamente de parte del que la conoce, pero además apostamos a la calidad y a los buenos precios«.

El calzado cuesta entre $3950 y $4.650. Agrega que el único segmento donde no tendrían cabida «sería en el antiperonismo»; en las redes suelen recibir comentarios en ese sentido, pero la estrategia que tienen es «no responder, seguimos con nuestro trabajo».

Proyectaron abrir un local en la Ciudad de Buenos Aires el año pasado -allí se concentra el 40% de las ventas-, pero la pandemia terminó con la idea. Sí esperan empezar con exportaciones en abril o mayo; ingresarán a Europa por Barcelona desde donde vienen recibiendo pedidos. «Es una manera de aprender y también de romper tabúes. La decisión es crecer sin apurarnos y de manera sostenida», sintetiza Mendizábal.

En las redes de la marca, además de los productos, hay referencias a frases de los líderes del peronismo, imágenes de momentos claves en la historia del movimiento, humor y fotos de personajes conocidos que se identifican con el Justicialismo.

NA

¿Qué opinas de esta nota?