A un año y 7 meses del femicidio: el hijo de BRENDA REQUENA despierta esperando verla en el CEMENTERIO

Laura Requena, mamá de Brenda, habló sobre su vida y la de sus nietos luego del crimen de la joven.


Por Belén Ferrer

Este 11 de febrero, hace un año y 7 meses que San Juan se hizo eco de la desaparición de una joven de 24 años, Brenda Requena, quien según las primeras versiones, había «escapado» en medio de una discusión entre su marido y su presunto amante. Inmediatamente y tras dar aviso a la policía, la búsqueda se extendió por los campos de Albardón, donde la pareja vivía con sus dos hijos.

Finalmente, todo rumor sobre la causa de la desaparición de Brenda se esclareció el 16 de julio, cuando el cuerpo de la chica fue hallado semienterrado, y tras exhaustivas investigaciones Diego Álvarez, su marido, quedó detenido por el femicidio.

Este viernes pasado, Laura, la mamá de Brenda habló en Radio Bohemia FM 100.1, recordando a su hija y expresando el dolor que vive día a día por su muerte.

Por la pandemia, la atención psicológica que estaba recibiendo la familia se cortó y tuvieron que buscar contención en otro lugar: «Recién esta semana he logrado conseguir. Ayer (jueves) fui a anotar a los niños y resulta que viene el 17; además por mi zona me correspondería ir a una salita, pero están todas cerradas por el Covid. Hace como un año que estoy así y los niños necesitan. Hay veces que J. se despierta idiotizado y viene su hermana y le dice que si quieren ir a ver a su mamá y se le pasa. La extraña muchísimo», contó entre lágrimas Laura.

«La nena es muy parecida a ella, Brenda se hacía cosas de chiquita y ahora lo hace la nena. Es como volverla a criar»

Ante el caso del femicidio de Úrsula, expresó: «No tienen respuesta, si bien mi hija no hizo la denuncia, ahora sacamos conclusiones de cómo llegaba ella, como estaba marcada ella. Parece que siempre la agarraba del cuello. Y yo le preguntaba: ‘Brenda ¿y eso?’ y ella me decía: ‘mami es un juego’. Yo le decía que así no se juega, toda marcada, no. Y así pasaba. Ella llegaba, me daba vuelta toda la casa, sino agarraba los niños y se los llevaba a la plaza. Sus sobrinos la extraña muchisimo».

«Yo les hablo a los niños como si estuviera ella. Que la mamá esto que la mamá lo otro. La nena es muy parecida a ella, Brenda se hacía cosas de chiquita y ahora lo hace la nena. Es como volverla a criar», dijo.

Además, Laura se refirió a la Justicia y expresó que era muy lenta. «Teniendo todo. Si hay un solo imputado por el caso de mi hija, porqué esperar tanto. Si bien nadie me la va a devolver pero teniendo todo porqué esperar 2 años. Es una agonía. Los jueces ya me dijeron que es perpetua. Yo quiero que no salga más».

«¿Sabe lo incómodo que es ver cada 15 días a la madre de él? Él ha tenido cómplices, lo vieron pasar con una mujer, hay muchas cosas que indican que no ha él sido solo. En el pozo donde la metieron no había un rastro de sangre. Hay muchas cosas ocultas. De esa casa vienen re atrevidos, vienen cambiados. Necesitamos psicólogo a gritos», pidió con urgencia Laura Requena.

Si bien la causa recayó en el Tercer Juzgado de Instrucción y el juez Adárvez determinó procesarlo por femicidio (cuya única pena es la prisión perpetua), todavía esperan la sentencia.

En San Juan hubieron 36 intentos de femicidio, según informes locales de Mumala. El observatorio de violencias “Ahora que sí nos ven” informó que en enero hubo 33 femicidios en Argentina: 1 cada 23 horas. Es una tendencia que no para de crecer, a pesar de los enormes intentos para evitarlos.

 

¿Qué opinas de esta nota?