Le ofrecieron vacunarse «por izquierda» a una ABUELA DE PLAZA DE MAYO

Estela de Carlotto de 90 años, contó que está por recibir la segunda dosis de la Sputnik V en los próximos días y apuntó contra Verbitsky: “Lo hizo público de manera escandalosa. Hay algo que me huele mal”.


“Me llamaron, pero soy de la provincia de Buenos Aires y tengo 90 años. Es otro lugar, es otra forma”, dijo Estela de Carlotto al ser entrevistada en Radio 10 pero dando a entender que no asistió al edificio de la cartera sanitaria nacional para recibir su primera dosis. Las declaraciones surgen tras la polémica por el vacunatorio VIP, que terminó con la renuncia de Ginés González García al Ministerio de Salud.

“Fui al hospital, hice la cola y todo lo que tenía que hacer. Me vacuné en La Plata, en el hospital San Juan de Dios y en estos días me darán la segunda dosis”, explicó la militante de los DD.HH para desligarse del escándalo político que dio vuelta al mundo.

“Esto fue por el gobierno de la Provincia”, insistió, como dando a entender que no tuvo privilegios por ser amiga de Ginés y que accedió a la vacuna por su edad y ser considerada una persona de riesgo. Sin embargo, los primeros escándalos por vacunaciones de privilegio tuvieron lugar en varias localidades de la provincia de Buenos Aires, donde concejales kirchneristas y jóvenes integrantes de La Cámpora se vacunaron saltando protocolos y prioridades sanitarias.

A pesar de que ella misma dijo durante el reportaje que aprecia mucho al ex ministro y que lo conoce desde hace tiempo, también se mostró disconforme con su accionar. “Aprecio mucho a Ginés González García porque lo conozco de muchos años pero creo que la medida que tomó el Presidente es correcta dado que fue una cosa inconsulta y hecha de una manera muy extraña”, enfatizó.

También se mostró desconcertada por la actitud tomada por el periodista Horacio Verbitsky, que fue quien dio a conocer la noticia. “Es un tema muy delicado por quien lo dice, que es Verbitsky. Es extraño que lo haya puesto en pantalla y hecho público con lujo de detalles como una cosa tan fuera de lugar y casi, casi, como un hecho político. Estas maniobras hay que analizarlas, por qué se hacen y quién las hace”, sostuvo con firmeza.

Y agregó: “Haber dado una explicación tan concreta de un acto personal no es lógico. Yo lo conozco mucho a Verbitsky y estas actitudes hay que investigarlas”.

Estela de Carlotto mostró su extrañeza por le hecho de que Verbitsky «haya puesto en pantalla y hecho público con lujo de detalles [que se vacunó]. Estas maniobras hay que analizarlas, por qué se hacen y quién las hace”(Martín Rosenzveig)

¿Qué opinas de esta nota?