Tras el ESCÁNDALO por el vacunatorio VIP, Verbitsky se tomó LICENCIA

En su lugar quedará la vicepresidenta del CELS, Sofía Tiscornia.


Tras el escándalo por la denominada «vacunación VIP», el periodista Horacio Verbitsky se tomó licencia de la Presidencia del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). En su lugar quedó la antropóloga, Sofía Tiscornia.

Verbitsky fue duramente cuestionado tras haber confesado que se aplicó una vacuna contra el coronavirus tras contactar a su «amigo», Ginés González García, cuando era ministro de Salud, lo que destapó el escándalo por las irregularidades en la vacunación.

«El CELS considera que a la crisis generada por la pandemia debe responderse con solidaridad y políticas igualitarias. Ante los hechos de público conocimiento, Horacio Verbitsky presentó un pedido formal de disculpas y de licencia que fue aceptado por la Comisión Directiva», informó el prestigioso organismo.

A través de su cuenta de Twitter, añadió: «Durante dos décadas, Horacio, comprometido con el movimiento de derechos humanos, hizo aportes importantes a la vida política del país y a la historia de nuestra organización que, desde 1979, es parte de las luchas por una sociedad justa».

«La Comisión Directiva decidió que en las próximas semanas se dé inicio a una transición en las formas de gobierno de la organización», remarcó el texto difundido.

La imagen de Verbitsky todavía figura en el portal del CELS, aunque fue «corrida» al final de la página y contiene la leyenda «LICENCIA».

Tiscornia es doctora en Antropología Social, profesora titular y directora del Equipo de Antropología Política y Jurídica de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

También es docente del Doctorado en Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), dirige programas de investigación sobre justicia, violencia policial y derechos humanos y fue perito antropóloga ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Luego de que se conociera la polémica, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), entidad que históricamente estuvo presidida por Verbitsky, se había diferenciado del periodista y cuestionó que se vacunara contra el COVID-19 a través de «una cadena de favores y a título personal».

«Recibimos la noticia de que el presidente de nuestra organización fue vacunado por fuera del sistema establecido, a través de una cadena de favores y a título personal, mientras estábamos intentando, como todo el mundo, conseguir un turno para las personas mayores de nuestras familias», señaló el organismo el pasado viernes.

En su cuenta de la red social Twitter, continuó: «Como organización comprometida con los derechos humanos y con las urgencias de la situación social actual, consideramos que las únicas salidas a la pandemia son la responsabilidad colectiva y el compromiso con las etapas del sistema de vacunación a nivel federal».

«Por esto, hemos sostenido en diferentes espacios y ante el Estado la necesidad de que el proceso de vacunación responda a criterios de inclusión social que atiendan en forma prioritaria a los grupos más vulnerables de nuestra población, de acuerdo a factores sanitarios y no discriminatorios», remarcó el CELS.

Y completó: «El equipo de trabajadores del CELS rechaza esta o cualquier otra acción o privilegio que vaya en otro sentido. Nada de lo ocurrido representa el trabajo y el pensamiento de quienes integramos y hacemos a la organización en su día a día».

NA

¿Qué opinas de esta nota?