Coronavirus: Lo daban por muerto, se despertó del coma y canceló su propio funeral

La recuperación de un hombre sorprendió a su propia familia, que ya tenían coordinado hasta el funeral.


David Williams, de 58 años, tenía un destino trazado. Los médicos le habían dado un 1% de posibilidad de sobrevivir luego de haber permanecido siete semanas en coma tras contraer coronavirus.

Su funeral estaba planificado hasta que al día siguiente del Día de Acción de Gracias abrió sus ojos y desde ahí comenzó a mejorar. Hoy, David respira por sus propios medios. Terminó con el tratamiento de diálisis y sus riñones se están recuperando. ¡Un verdadero milagro!

«Habíamos planeado apagar el respirador artificial el 26 de noviembre, el Día de Acción de Gracias y los médicos no pensaron que sobreviviría mucho tiempo. Ese día, cuando llegamos, abrió los ojos», contó impactada Staci Williams, esposa de David Williams .

David, en la cama de un hospital de Kansas. Los médicos lo daban por muerto.

David, en la cama de un hospital de Kansas. Los médicos lo daban por muerto.

La vida comenzó de nuevo ese día para David Williams. «Simplemente lo veo como una oportunidad para regresar y terminar la historia de mi vida», dijo al describir cómo fue despertar de un coma de siete semanas, con menos del 1% de posibilidades de supervivencia.

Poco después de que le dijeran a Staci Williams que no quedaba nada más por hacer, comenzaron las discusiones sobre desconectar el respirador artificial. «Dije rotundamente, no creo que sea el momento», recordó el doctor Scott Kujath, amigo de la familia, sobre lo que ocurrió en 2020. «No tengo una buena razón por la cual no tenía una respuesta médica de por qué, pero simplemente no parecía que fuera ese momento todavía”.

David con su amigo Scott Kujath.

David con su amigo Scott Kujath.

«¡Habían planeado mi funeral, pero afortunadamente era demasiado pronto! Hasta yo mismo les dije que lo cancelaran» recordó hoy David Williams. David perdió amigos y su propio padre por el coronavirus, lo que hizo que su supervivencia fuera mucho más especial.

Desde entonces, David tuvo que volver a aprender a respirar por sí mismo. Ahora está aprendiendo a caminar de nuevo.

David con su esposa Staci.

David con su esposa Staci.

David trabajaba por cuenta propia antes del Covid-19 y ya no tiene seguro médico. También es el principal sostén de su hogar. Aunque recibe alguna ayuda del gobierno con algunos gastos médicos, no podrá pagar todas sus facturas y tampoco el alquiler y los servicios.

Sus amigos que viven en Kansas, Estados Unidos, juntan dinero para poder ayudarlo.

¿Qué opinas de esta nota?