INSÓLITO: Crean una BEBIDA que promete reemplazar al ALCOHOL con una BORRACHERA sana y sin RESACA

Un neurocientífico inglés ha desarrollado un compuesto químico revolucionario que ofrece todos los beneficios de unos buenos tragos sin el daño al organismo o el dolor de cabeza del día siguiente.


El alcohol es esa bebida que en sus diferentes formas y presentaciones tiene la capacidad de animar cualquier fiesta, ser más propenso a la interacción social y en general ponerle un poco de “sabor” a la vida, pero que en cantidades problemáticas puede derivar no solo en adicciones -en los casos más extremos- sino en profundas e incómodas resacas.

¿Pero qué pasaría si se pudiera tener todos los beneficios de ingerir licor pero sin experimentar la terrible resaca? Si existiera un ‘lubricante social’ igualmente efectivo para desinhibir, liberar endorfinas y mejorar los prospectos de una gran noche pero sin causar efectos nocivos para el cuerpo ¿se lo consumiría?

Pues bien, más pronto que tarde estará al alcance una alternativa que promete precisamente eso, una cosa más que agradecerle a la ciencia y en especial a un neurocientífico llamado David Nutt, que está todo menos loco, aunque su ambicioso proyecto levante sospechas.

El profesor Nutt es el director de la unidad de neuropsicofarmacología en el Imperial College de Londres y viene trabajando desde hace varios años para sintetizar químicamente una bebida capaz de reemplazar al alcohol.

En sus tiempos como asesor de drogas del gobierno de Reino Unido a finales de la década de los 2000, Nutt se atrevió a afirmar que el alcohol era una sustancia más peligrosa para el cuerpo que el LSD, algo que le ocasionó el despido en 2009. Pero un año más tarde contraatacó publicando un estudio en el que demostraba que gracias a lo socialmente aceptado que estaba y a los hábitos de consumo de las personas, el alcohol era más dañino para la sociedad que el crack.

“El alcohol siempre ha sido uno de mis mayores intereses de investigación. Como médico, siempre te enfrentas a los problemas del alcohol. Cada vez que ingresas a la sala, ves a alguien que ha sido dañado por el alcohol. Así que siempre he querido darles a los jóvenes una alternativa a esta sustancia adictiva y tóxica, que al final podría – bueno, sabemos que lo hará – matar a 3 ½ millones de personas al año de forma prematura”, afirmó Nutt en una entrevista con NPR a finales del año pasado.

Esa alternativa lleva por nombre Alcarelle y es un compuesto molecular cuyo objetivo es reemplazar a las sustancias alcohólicas en la fabricación de varios tipos de bebidas. De acuerdo con el profesor Nutt, el compuesto garantiza las sensaciones positivas del licor pero sin dañar al organismo.

“La ciencia de Alcarelle se basa en una comprensión, una comprensión profunda de la ciencia del alcohol”, dijo Nutt. “Durante los últimos 50 años, la neurociencia ha logrado grandes avances en la comprensión de lo que hace el alcohol en el cerebro”.

Cuando se ingiere el licor, en el cerebro se afectan ciertos neurotransmisores y otros receptores se unen haciendo sentir animado, confiados o algo somnolientos. Esto quiere decir, según Nutt, que existe el potencial de que se aíslen los subtipos de ese receptor para obtener los efectos beneficiosos de la bebida y evitar los subtipos que producen los efectos negativos. De esta manera se podría eliminar la intoxicación excesiva, la dependencia a estas sustancias y el síndrome de abstinencia.

Estos avances los viene trabajando Nutt y su equipo durante los últimos 10 años, en los que han desarrollado y probado compuestos que se dirigen a receptores cerebrales extremadamente específicos para conseguir el resultado deseado.

“El alcohol es la gran droga social”, dice Nutt. “Entonces, lo que estamos apuntando es que las personas pierdan sus inhibiciones en cuanto a ser sociables, pero no queremos que pierdan el autocontrol”.

Para eso, el equipo está diseñando la molécula de Alcarelle para que el efecto de la bebida se estabilice y no llegues a emborracharte hasta la ceguera con él. Su efecto será similar al de beber algunas pocas copas de vino.

¿Y cómo exactamente se eliminará la resaca? Bueno, pasa que cuando se bebe cualquier tipo de licor, el hígado lo transforma en un compuesto tóxico llamada acetaldehído, que es el responsable de la sensación de malestar mañanero que se llama a la resaca, guayabo, cruda o cualquier otro mote popular.

Con Alcarelle esto será cosa del pasado pues su composición molecular está específicamente diseñada para no tener efectos nocivos en el cuerpo, eliminando todas las interacciones con el hígado, los riñones o el intestino.

Fuente: Infobae

¿Qué opinas de esta nota?