De película: un sanjuanino fue asaltado por MOTOCHORROS y los persiguió en su camioneta, agachado para esquivar la LLUVIA DE BALAS

Debió esquivar los tiros agachado en la camioneta y haciendo zigzag, para poder detener a los peligrosos delincuentes que le robaron en las calles de Rawson. Conocé la historia del repartidor que estuvo al filo de la muerte.


Por Lucas Laciar

Por temor a represalias, German prefiere no mostrar su rostro.

«Mientras unos trabajan otros roban», la frase popular se volvió a reafirmar este martes en un tremendo robo que sufrió un trabajador de una distribuidora local mientras hacia su labor. Uno de los ladrones, es un convicto que estaba en su primer día de salidas transitorias.

Germán Pastén, tiene 36 años y ha sufrido varios intentos de robo, una vez hasta lo amenazaron con un cuchillo, pero confiesa que nunca le pasó algo como lo de este martes cuando le pusieron un arma de fuego en el cuello, le dispararon a quemarropa y le siguieron disparando en una persecución.

José Guajardo de 38 años e Ismael Vedia de 29 años son los delincuentes Atrapados. Vedia, debía presentarse a las 21 hs en en Servicio Penitenciario Provincial, ya que gozaba de salidas transitorias y estaba en su primer día.

«Estaba en la vereda de un negocio con la tablet haciendo la preventa estaba y siento que me abrazan desde atrás, en ese momento como estaba cerca de mí casa, pensé que era algún amigo porque el forcejeo, en un principio no fue fuerte», cuenta a Diario Móvil Pastén.

Así quedó la camioneta Fiat Fiorino que conducía Pastén por los tiros.
Foto facilitadas por Pastén a DIARIO MÓVIL

«Como no soltaba la tablet, uno me pone un revólver en el cuello y como que lo quiere gatillar, ahí la suelto, me dan con la culata del revólver en la cabeza y me empiezan a pedir plata, les dije que no tenía nada y cuando se dio vuelta me disparó. Sentí algo caliente que me toco la pierna, fueron las esquirlas porque me dejaron unas marcas pequeñas», relata Pastén.

Pero no se quedó en el molde, el sanjuanino salió a perseguirlos en la camioneta, «me habían sacado como dos cuadras de diferencia, salieron por la Kirchner, por suerte, el semáforo de la Progreso me tocó en verde y los pude alcanzar». Cuando se les acercó  a una cuadra le empezaron a disparar.

«Sinceramente tenía bronca, los quería chocar»

«Sentí las mismas explosiones que cuando me dispararon en el negocio. No sé si fueron dos disparos, después bajo el puente de la calle Progreso, me volvieron a disparar. Me gatillaron como 2 veces más y de frente venía un auto,  al cual le hice cambio de luces para que no se me atravesara y da la casualidad que era un móvil de la Policía» recuerda Germán.

Así quedó la camioneta Fiat Fiorino que conducía Pastén por los tiros.
Foto facilitadas por Pastén a DIARIO MÓVIL

«Me empecé a acercar y el vago me apuntó,  me recosté sobre el asiento del acompañante y empecé a manejar haciendo zigzag para que no me pegaran un tiro. Dispararon, creo que  le escaparon dos tiros, pero  uno pegó en el radiador de la camioneta, el otro en el capó y otro en el parabrisas«, recuerda German que se agachó para evitar que un disparó pase por el parabrisas y le diera.

Pero ahí no termina la historia, en un momento se les acercó y los motochorros cayeron de la moto, el muchacho se levantó sacó el arma y apuntó hacia la camioneta y después apuntó  hacia el policía y cuando se dio cuenta que era un policía, salió corriendo. Después lo atrapan a uno y el otro empezó a correr».

La Policía atrapó a los ladrones, recuperaron la tablet, pero estaba rota, Germán la usa para trabajar en la distribuidora. Tras el mal momento admite que no siente miedo: «no tengo resentimientos, estoy tranquilo voy a tener que tratar de andar con más cuidado», finaliza Pastén.

¿Qué opinas de esta nota?