El Presidente defendió la SUSPENSIÓN DE CLASES presenciales y admitió diferencias con Trotta

«Tuve discusiones dentro de mi mismo equipo», sostuvo Alberto Fernández al referirse a la suspensión por dos semanas de las clases presenciales en las escuelas.


El presidente Alberto Fernández defendió hoy la decisión de suspender temporalmente por quince días las clases presenciales, anunciada anoche, para contener la segunda ola de coronavirus.

«Yo mismo tuve discusiones dentro de mi mismo equipo. Mi ministro de Educación (Nicolás Trotta) insistía con las clases presenciales, pero no son las clases presenciales solamente: hay que ir a un colegio primario y ver el horario de salida, madres que se agolpan, donde el contagio puede hacerse más fácil, chicos que juegan cambiándose los barbijos», dijo el mandatario en declaraciones radiales.

Ayer el jefe de Estado anunció que quedarán suspendidas por dos semanas las clases presenciales en el AMBA, debido al crecimiento de los contagios de coronavirus.

La medida regirá desde el próximo lunes hasta el 30 de abril, señaló el Presidente en un mensaje desde la Residencia de Olivos.

Más temprano, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, había señalado que la escuela «puede aportar en reducir la circulación, con menor presencialidad» como parte de un conjunto de medidas sociosanitarias que contribuyan a contrarrestar los contagios de coronavirus.

«Para nosotros es fundamental priorizar la escuela, dejando en claro que hoy estamos viviendo una presencialidad parcial, alternada, cuidada y con protocolos», señaló el titular de la cartera educativa.

Trotta reafirmó la necesidad de «priorizar la escuela» en su actual esquema de «presencialidad parcial, alternada, cuidada y con protocolos», que constituye «un ámbito seguro», en declaraciones formuladas a poco de que empezara la reunión del Consejo Federal de Educación que este mediodía se desarrolló de manera virtual, con la participación de autoridades del área de todo el país.

Poco después de las 10 comenzó a desarrollarse de manera virtual una nueva reunión del Consejo Federal de Educación, encabezada por el ministro Trotta y con la participación de autoridades educativas de todas las provincias y la ciudad de Buenos Aires.

En la entrevista que concedió previamente, el ministro resaltó el rápido avance en el plan de vacunación para los docentes y aseguró que «la Argentina es el país que más presencialidad ha logrado en el inicio del ciclo lectivo», algo que se alcanzó -volvió a remarcar- «gracias al consenso entre todos los actores de la comunidad educativa».

Poco antes, el titular de la cartera educativa había posteado en su cuenta de Twitter que había mantenido un encuentro con la secretaria de Acceso a la Salud, Sandra Tirado, y especialistas en salud para analizar diferentes dimensiones de la presencialidad cuidada.

«Además, respondimos consultas de familias y docentes; y compartimos distintas miradas y consejos para que las aulas continúen siendo un lugar seguro a través de la aplicación de protocolos y la restricción de las actividades sociales fuera del ámbito escolar», escribió el ministro en la red social.

Y agregó: «La escuela es central para poder transitar este momento de dificultad. La discusión no es presencialidad sí o no; las restricciones no pueden empezar por la escuela cuando la evidencia demuestra que son espacios seguros y necesarios para acompañar a nuestras niñas/os».

«En este escenario de complejidad, las restricciones deben estar vinculadas a los ámbitos sociales no protocolarizados que se desarrollan fuera de la escuela», continuó.

Al concluir su hilo, Trotta señaló: «Si tiene que haber una disminución de presencialidad por la segunda ola, no debería implicar la suspensión absoluta, puede restringirse en zonas que presenten mayor complejidad como aporte a la baja en la circulación, siempre considerando la menor unidad geográfica posible».

¿Qué opinas de esta nota?