Médicos sanjuaninos SALVARON a una EMBARAZADA, con COVID, y a su bebé

Los profesionales debieron actuar a contrarreloj. Realizaron una cesárea y armaron una terapia neonatal, provisoria, entre CIMYN y el Hospital Privado. El bebé está sano y la mamá lucha por su recuperación.


Imagen ilustrativa

Demostraron que no están relajados y se enfrentaron cara a cara contra el coronavirus, para salvarle la vida a una joven mamá de 29 años y a su pequeño bebé, con 7 meses de gestación. Es que, tras contraer coronavirus, los síntomas prevalecieron y complicaron el embarazo de la mujer sanjuanina. Esto obligó a los profesionales de la salud a montar un megaoperativo, en solo 3 horas, para realizar la cesárea que salvó la vida de ambos.

La médica tocoginecóloga, Fernanda Rodríguez, contó, en Radio AM1020, que debían tomar una decisión rápida ya que «no había tiempo». La paciente estaba a punto de morir junto al bebé, producto de una complicación respiratoria grave, generada por el COVID-19.

Ante eso, debieron trabajar a contrarreloj. «Tuvimos que tomar la decisión de sacárselo en un lugar donde solo tenemos terapia de adultos», relató la profesional. Por eso, en solo 3 horas, debieron armar una terapia neonatal en el Hospital Privado.

En principio, la joven ingresó al Hospital Rawson con el curso de la enfermedad y estuvo internada por más de 24hs sin una buena evolución.

«El doctor Lueje me avisó que una paciente mía estaba internada y que la presión intraabdominal, que había por su embarazo, no era satisfactorio», detalló Rodríguez. Además, por las condiciones de la mujer, no podían trasladarla hasta el CIMYN, lugar que le correspondía por su obra social. Entonces, debieron tomar una decisión y fue la de realizar la cesárea en el Hospital Privado.

«Debimos hacer un megaoperativo para armar una terapia neonatal desde el CIMYN hacia el Hospital Privado. Tuvimos tres horas nomás», contó.

Realizar este procedimiento implicaba muchos riesgos. «No solo era exponerse a una cesárea, sino que era exponerse al coronavirus de frente», comentó.

Afortunadamente, la intervención fue todo un éxito. El bebé «está muy bien y respira por sus propios medios». Sin embargo, no es el mismo diagnóstico para su mamá. Si bien evolucionó levemente, «su pronóstico es muy reservado», informó la médica.

La joven mujer transitaba el embarazo entre las semanas 33 y 34. «Es una mamá de 29 años, súper sana, sin comorbilidades», describió Rodríguez. Pese a ello, su vida aún corre riesgo a causa de este virus.

Mientras esperan por la recuperación de esta mamá, Fernanda concluyó elogiando a todos los que participaron de este «megaoperativo». «Es para sacarse el sombrero», expresó sobre «la movilización que hubo, desde su obra social y todo el personal involucrado», que incluyó a trabajadores de administración, limpieza, seguridad, quirófano, tanto del CIMYN como del Hospital Privado.

¿Qué opinas de esta nota?