Un PAPÁ soltero con cáncer terminal busca nueva FAMILIA para su HIJO

El joven padre se pasó los últimos 6 meses de su vida buscando un nuevo hogar para su hijo de a penas 4 años.


Crédito de la imagen: Dicasonline

Recibir el diagnóstico de cáncer nunca es fácil, ya que es una enfermedad agresiva y la cura no es un fin 100% garantizado. Ahora todo es aún más difícil cuando cuidas a un niño pequeño solo y no hay posibilidad de cura. Este fue el caso de Nick Rose, de 40 años, que era un padre soltero con cáncer terminal. Este pasó los últimos seis meses de su vida buscando una nueva familia para su hijo de 4 años, ya que temía por el futuro de su pequeño.

Conoce la historia

Nick Rose fue diagnosticado con cáncer en mayo de 2016. Después de unos meses, su condición empeoró y la lucha contra el cáncer ya no era más una posibilidad. A partir de ese momento, Nick se preocupó solo por su hijo Logan. Como era un padre soltero y la madre del niño no era parte de la vida de su hijo, Nick quería asegurarse de que Logan sería atendido después de que él se fuera. Entonces, comenzó a buscar una nueva familia para asegurarse de que su hijo se quedase en buenas manos.

Crédito de la imagen: Dicasonline

Nick ya había tenido cáncer antes de este nuevo diagnóstico, incluso le tuvieron que extraer partes de su lengua, pero había ganado esta batalla. Pero tuvo que enfrentarse al cáncer nuevamente después de descubrir un bulto en el cuello y comenzar una nueva lucha.

A pesar de que comenzó el tratamiento, el cáncer se ha extendido a sus pulmones. Mientras se sometía a quimioterapia, su tumor se infectó, lo que le obligó a suspender el tratamiento después de 3 meses. Desde ese momento, Nick supo que era hora de encontrar una nueva familia para su hijo.

Uno de sus amigos más cercanos, Aaron Crompton, cuenta que Nick era una persona muy querida por todos los que lo conocían y extremadamente alegre y juguetón, incluso hacía bromas sobre su cáncer. Aaron dice que, sobre todo, Nick fue un gran padre y Logan fue su vida; siempre ponía a su hijo primero, incluso en los momentos finales de la vida, cuando ya estaba muy débil y con mucho dolor.

Aaron y su hermana, Amy, ayudaron a Nick en sus últimos momentos, cuidando a Logan y dándole a su padre una última Navidad muy especial. El padre murió el 9 de enero de 2017 y su hijo Logan se mudó con su nueva familia a otra ciudad.

Amy hizo campaña para recaudar fondos para el funeral de Nick, ya que la familia no pudo pagarlo. El objetivo era recaudar 3.500 £ para hacerle un funeral a su amigo. El resultado fue mucho mejor de lo esperado y los amigos obtuvieron más del doble. El dinero que les sobró, lo dejaron para la vida del pequeño Logan.

Fuente: Econsejos

¿Qué opinas de esta nota?