Estudiantes hicieron las TAREAS en la Quinta de Olivos, en reclamo por las CLASES presenciales

Con sus útiles, silla, barbijo y alcohol en gel, hicieron una sentada mientras que los más grandes se conectaron con sus teléfonos celulares a sus clases online. La Ciudad espera la decisión de la Corte sobre la presencialidad.


Un grupo de padres y docentes de varias escuelas se ubicaron junto a alumnos de primaria y secundaria para tomar clases frente a la Quinta de Olivos, en señal de protesta por la situación generada en torno al Decreto de Necesidad y Urgencia que firmó Alberto Fernández.

Tras dos fallos judiciales -uno a favor y otro en contra de la vuelta a clases- en Capital Federal, y la tensión política entre los funcionarios de Nación y la Ciudad, los chicos y las chicas se ubicaron en la vereda de la residencia presidencial, sobre la Avenida Maipú para visibilizar el reclamo y el pedido para volver a las aulas.

“Estamos acá junto con los docentes y padres para reclamar por el derecho de nuestros hijos a estar en clase’’, dijo una mamá en declaraciones a TN. “Estamos enseñando en señal de protesta acá, frente a la Quinta de Olivos”, explicó.

“El grupo de las chicas más grandes, de secundaria, si bien están en la virtualidad, mantienen su clase a través de sus teléfonos celulares. El otro grupo, los más chiquitos, que son de primaria están con actividades del cole, pero con su silla, su barbijo y su alcohol en gel”, agregó.

El perímetro de la quinta de Olivos mantiene su custodia con decenas de efectivos, aunque la protesta se desarrolló sin incidentes.

“Hacemos esto para que puedan aprender acá, es algo masivo, son varios los colegios que nos convocamos para expresar nuestro pedido de volver a las aulas. Y queremos hacer extensivo a la gente de los colegios públicos, porque no todos tienen acceso a una conexión a internet. Seis de cada 10 chicos es pobre y no tiene acceso a internet. Nosotros sí pudimos tener clases virtuales, ellos el año pasado no pudieron. Por eso y por ellos también pedimos volver al colegio”, dijo otra madre presente en el lugar.

Frente a esto, la ministra Carla Vizzotti dijo que “las clases son un riesgo colectivo” y se mostró en contra de habilitar la vuelta a las aulas. “No se trata del riesgo individual de asistir a clases, sino del riesgo colectivo en un aglomerado urbano con transmisión comunitaria intensa del virus y velocidad acelerada”, explicó.

“El mensaje para las personas es que la fundamentación es priorizar la salud”, dijo la ministra y explicó que hay que “poner en valor el riesgo colectivo” que existe y que “no estaba vigente cuando se iniciaron las clases”.

TN

¿Qué opinas de esta nota?