Estudiaba en una casa rodante mientras sus padres trabajaban en el campo, y la BECARON para HARVARD

ElizabetH, de 17 años, hija de mexicanos descendientes de indígenas purépechas recibió la noticia de que que fue aceptada para estudiar en la prestigiosa Universidad de Harvard.


Mientras sus padres trabajaban en unos campos agrícolas en California, Estados Unidos, ella desde una casa móvil en el este del Valle de Coachella estudiaba para salir adelante.

A pesar de que durante la pandemia tuvo que lidiar con la escasez de recursos, logró ingresar a Harvard. La estudiante incluso dudó de si debería aplicar a la universidad. “No sentía que mis logros merecían atender una universidad tan prestigiosa”, contó.

Nadie en esta comunidad pudo lograr eso y me siento muy orgullosa y agradecida. Estoy feliz porque nadie acá piensa que alguien de este lado del este del valle puede lograr algo así”, expresó Elizabeth Esteban, quien también tuvo que batallar con la mala conexión a internet que hay en su zona.

Por eso, esta historia estuvo a punto de no suceder ya que Elizabeth sufrió diversos problemas con el internet durante su último año de preparatoria, lo cual le dificultó el aprendizaje.

A pesar de que el gobierno le dio una herramienta destinada para ayudarla, esta no servía la mayoría del tiempo. “Recibí un dispositivo de Internet del distrito y la mayor parte del tiempo mi pantalla era un círculo tratando de reconectarme”, dijo la joven.

Más allá de todas las dificultades, pudo llegar a un lugar en el que pensaba, que por ser de origen humilde, indígena y latina, nunca podría pisar: la prestigiosa universidad de Harvard.

Según los medios norteamericanos, la tasa de aceptación en Harvard es de solo del 3%. Además, tan solo el 10% de la población estudiantil de esa universidad pertenece a la comunidad hispana.

Sin embargo, en unas semanas, Elizabeth conocerá el campus de su nueva casa de estudios, y sus padres se mostraron plenamente orgullosos.

“Todo valió la pena, porque ya mi hija logró lo que ella tanto anhelaba, su sueño de estudiar y ahora, con más razón. Estoy muy orgullosa de que todas las metas las esté cumpliendo”, dijo Cecilia Esteban, madre de la joven a la cadena ABC.

El siguiente paso para Elizabeth entonces será prepararse para sus estudios en Ciencias Políticas, y en el futuro buscará convertirse en una congresista por su región.

¿Qué opinas de esta nota?