Un POLICÍA, que trabaja en REMIS, se defendió de un robo y MATÓ a un LADRÓN

Ocurrió en La Matanza, provincia de Buenos Aires. El efectivo trabajaba en sus tiempos libres como remisero y mató a uno de los dos delincuentes que intentaron asaltarlo. El cómplice escapó.


Un sargento de la División Caballería de la Bonaerense, que trabaja como chofer para la aplicación Beat, mató a un delincuente de 18 años que intentó robarle luego de hacerse pasar por un cliente. Ocurrió en el barrio San Alberto de La Matanza.

El ladrón abordó al agente ya en el interior del coche, un Volkswagen Gol Trend rojo, y luego apareció un cómplice armado con el que se tiroteó el policía. Ese delincuente, está prófugo y sospechan que fue herido.

Todo sucedió este domingo, alrededor de las 8.30. El policía, de 29 años, vecino de Isidro Casanova y que hace un dinero extra trabajando como chofer de una App de viajes, recibió el pedido de un cliente de nombre Diego para la dirección de Germán Abdala, entre Berro y Gaboto, del barrio San Alberto.

Conocedor de esa zona de Isidro Casanova, el sargento que se desempeña en la división de Campana y, que estaba de civil, decidió llevar su pistola debajo de una de sus piernas como precaución, según fuentes de la investigación.

Cuando llegó al lugar de la cita que le marcaba la aplicación, un joven le hizo señas. El sargento le preguntó si era Diego y, después de confirmarlo, destrabó las puerta para que pudiera subir al coche.

El chico, como cualquier pasajero, se subió a la parte de atrás del VW Gol Trend, sin embargo sus intenciones no eran las de hacer un viaje: le dio una piña al chofer.Luego,lo tomó del cuello desde atrás, explicaron las fuentes.

Fue entonces, que un segundo delincuente apareció en escena. Quiso abrir una de las puertas del auto pero estaban trabadas y le apuntó al chofer, sin saber que enfrente había un policía que iba armado.

“El sargento le disparó al delincuente que le apuntaba, quien le respondió a balazos, y también al ladrón que estaba en su coche”, describieron. Luego, abrió la puerta para dejar caer al chico herido.

A media cuadra

De las escena del crimen levantaron cinco vainas servidas calibre 9 milímetros, mientras que del interior del VW Gol Trend también se secuestraronotras cinco. O sea, al menos hubo 10 disparos que sacudieron el silencio de la mañana de este domingo en el barrio San Alberto.

Fue así como la madre de Jonathan Nahuel Gutiérrez (18) se enteró que su hijo, al que a la madrugada lo vio escuchando música con un amigo, no estaba en su casa de Berro y Germán Abdala, sino a media cuadra, tendido sobre el asfalto y muerto.

El cómplice con el que había intentado asaltar al policía que manejaba un coche de la aplicación Beat escapó. Sospechan que el sargento lo hirió durante el tiroteo.

Mientras tanto, el policía, por temor a la reacción de los vecinos del barrio San Alberto, se fue del lugar, llamó al 911 para denunciar lo sucedido y se presentó en la Comisaría 6°, donde entregó su pisto Bersa Thunder, que llevaba 2 proyectiles intactos en su cargador, y el coche, señalaron las fuentes.

“El auto tiene al menos cuatro tiros. Tres orificios de bala de adentro hacia afuera, en parabrisas y ventanilla derecha delantera, y uno de afuera hacia adentro, que ingresó por el parante”, según las información preliminar de las pericias de Gendarmería, que interviene en el casoporque hay un policía involucrado.

La causa es investigada por el fiscal Marcos Borghi, de la UFI Temática de Homicidios de La Matanza, quien no adoptó temperamento contra el policía y caratuló el caso como robo agravado en tentativa y homicidio agravado.

Clarín

¿Qué opinas de esta nota?