La emotiva despedida de un QUERIDO POLICÍA que MURIÓ de COVID-19

El cortejo fúnebre recorrió la calle San Martín, en Mendoza, donde varios uniformados saludaron con la venia mientras el coche circulaba.


La Policía de la vecina provincia de Mendoza, despidió este lunes pasado al Comisario General Camilo Uvilla de 49 años de edad, quien falleció a raíz del coronavirus. Estaba internado desde el 10 de abril.

En horas de la tarde, efectivos policiales y transeúntes se reunieron en el centro de Mendoza para darle el último adiós a Uvilla. El cortejo fúnebre recorrió la calle San Martín donde varios uniformados saludaron con la venia mientras el coche circulaba.

Entre los presentes se pudo observar a varios compañeros del comisario claramente emocionados e incluso algunos rompieron en llanto.

La carroza iba acompañada de varios efectivos de la unidad motorizada que hicieron sonar las sirenas como un homenaje final al uniformado que se desempeñó como jefe del Centro Estratégico de Operaciones (CEO) y había sido custodio de tres gobernadores mendocinos.

Larga trayectoria
Uvilla ingresó a la Policía de Mendoza en 1992 donde realizó distintas tareas. Pasó por la Patrulla de Rescate, fue jefe del Grupo Especial de Seguridad (GES) y jefe distrital de Guaymallén, Las Heras y Lavalle. En los últimos años volvió a ser jefe de Cuerpos Especiales.

También fue jefe de custodia de los exgobernadores Roberto Iglesias y Julio Cobos y del exgobernador Celso Jaque, durante los primeros meses de su gestión. Había ascendió al cargo de Comisario General este año.

Fuente: Los Andes

¿Qué opinas de esta nota?